CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

ANÁLISIS

El Samsung Galaxy Note 8 promete no explotar

Después del explosivo rastro que dejó el Galaxy Note 7 en 2016, Samsung necesita que todos sus teléfonos nuevos sean hiperseguros. Y todo inicia con la batería.

El nuevo Samsung Galaxy Note 8.

Josh Miller/CNET

Seguro escuchaste de los Samsung Galaxy Note 7 que se incendiaron. Quizás hasta fuiste uno a quienes se le quemaron uno de estos dispositivos. 

Y ahora, un año después de dos llamadas al retiro masivo del teléfono, te preguntas: ¿es el Note 8 más seguro? Bueno, te tengo buenas y malas noticias. 

La realidad es: a pesar de la sustancial inversión de Samsung en el control de calidad y seguridad, siempre existe la pequeña posibilidad de que las baterías de ión litio de cualquier fabricante puedan incendiarse. 

Las baterías de ión litio están en todas partes, desde laptops y teléfonos hasta herramientas y tarjetas de felicitación; y sólo se requiere de un pequeño desperfecto para que su reacción química se salga de control. 

Las buenas noticias son: en promedio, las posibilidades de que te caiga un rayo son más altas que experimentar un fallo en la batería. Y las nuevas batería de Samsung parecen ser aun más seguras. 

Lo que ha hecho Samsung

La razón por la que fallaron las baterías de Samsung se debe a una serie de errores en la fabricación que se pudieron prevenir. 

Algunas de las baterías originales no fueron construidas de forma apropiada y estuvieron un tanto apretadas dentro del chasis del teléfono, mientras que las baterías de las unidades de reemplazo no contaban con un adhesivo de aislamiento térmico o tenían pedazos de metal. Los extremos positivos y negativos de las baterías entraban en contacto y hacían cortocircuito, encendiendo así un líquido inflamable que se encuentra en las entrañas de cada celda de batería de ión litio. 

Para determinar esto, y para que nunca vuelva a ocurrir, Samsung no escatimó en gastos. Por ello, construyó cuatro nuevas instalaciones para realizar pruebas y las equipó con 700 ingenieros y contrató a tres firmas independientes de pruebas de baterías que dedicaron cuatro meses a analizar más de 200,000 teléfonos y 30,000 baterías antes de dar a conocer sus conclusiones de que las baterías defectuosas, y no los teléfonos, eran las culpables del problema.

Luego, la gigante surcoreana creó un proceso de inspección de ocho pasos que, según Samsung, va "más allá del estándar de la industria". Ahora, las baterías son drenadas, llevadas a su límite y se revisa si tienen algún escape. También se las bombardea con rayos X, son desarmadas y monitorizadas para determinar si hay cambios de alto voltaje tanto por Samsung como por la abastecedora de baterías.  

La prueba de batería de ocho pasos de Samsung, detallada en inglés.

Samsung

De acuerdo con un estudio comisionado por Samsung, cada nuevo lote de baterías es examinado, y un lote entero se descarta si tan solo una de las baterías no pasa la prueba. La empresa termina destruyendo hasta un 3 por ciento de su cantidad mensual a distribuir durante esta prueba de ocho pasos. 

Este nuevo proceso de pruebas ya estaba en vigencia cuando Samsung empezó a vender los Galaxy S8 en abril. Pero para el nuevo Note 8, la empresa dio un paso extra. La reconocida empresa de estándares de seguridad Underwriters Laboratories (UL) está ahora probando y certificando de forma independiente la batería del Note 8. 

Un representante de UL le dijo a CNET que las baterías "tienen que aguantar una lluvia de pruebas de caída, de golpes y pruebas de electricidad antes de que puedan ser aprobadas". El representante sugiere que las fábricas de Samsung estarán inspeccionando de forma regular para asegurarse de que sus baterías cumplen con las especificaciones. 

Los estándares de batería como los de UL se acatan de forma voluntaria; o sea, nadie obliga a una fabricante que sus baterías obtengan una certificación. Samsung decidió que su reputación valía la inversión extra de tiempo y dinero. 

Y eso no es todo. Samsung está usando una batería de menor capacidad en el Note 8 este año (3,300 mAh), comparada a la de 3,500 mAh que integraban el Note 7 y el Galaxy S8 Plus. Samsung le dijo a CNET que le ha reservado más espacio circundante a la batería y ha agregado "barandillas" para protección adicional. 

Ten en cuenta, sin embargo, que no todas las baterías son probadas. Estadísticamente hablando, la batería que tiene tu Note 8 probablemente no pasó bajo el microscopio, o fue sometida a pruebas de caída. Pero otras baterías del mismo lote sí pasaron por esta prueba.

No le temas a tu teléfono 

No, Samsung no ha inventado unas mágicas baterías de ión litio que son a prueba de incendios, por la simple y llana razón de que tal cosa no existe. Y la empresa tampoco está usando un componente químico más seguro. Si algo sale mal, todavía sigue siendo inflamable. 

Pero es muy poco probable que tu Note 8 explote. En promedio, sólo 1 de 10 millones de celdas de baterías de ión litio es propensa a ser defectuosa, de acuerdo con el experto en baterías Brian Barnett, según lo citó Chemical & Engineering News.

La batería del Note 7 desembocaba en incendios. 

Crushader/Reddit

El Samsung Note 7 fue una anomalía que la industria no había visto antes, con más de 100 incidentes de incendio reportados.

Incluso la enorme retirada de baterías de Bokia de 2007, la más grande en la historia, se basó en una tasa de fallo de menos de 1 en 350,000, según reportó la revista Wired en su momento

En general, no esperamos que las baterías de ión litio exploten, aun cuando las dejamos cargando en la noche o cuando estamos de vacaciones (algo que no recomendamos). Y con las pruebas adicionales de Samsung, las baterías en teoría deberían ser más seguras que antes. 

Esta es mi opinión: no importa lo que diga Samsung pública o privadamente, a la empresa no le conviene que se incendie el Note 8. Por lo que hará todo lo que está en su potestad para evitar que se incendien, y en caso de que esto ocurra la empresa ayudará al propietario sin titubeos. 

Entonces, el Note 8 quizá sea el teléfono más seguro que exista en el mercado. Porque lo tiene que ser, de lo contrario...

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO