CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

El gran desafío del Galaxy Note 8: Sobresalir del resto

La línea Galaxy S -- con el S8 y S8 Plus -- se ha vuelto cada más grande. Entonces, ¿cómo puede Samsung hacer que resalte el Note 8 del resto de sus teléfonos?

samsung-galaxy-unpacked-2017

La invitación al evento de lanzamiento del Note 8 el 23 de agosto. 

Samsung

Samsung se enfrenta a un gran desafío con el Galaxy Note 8 próximo a salir -- y no tiene nada que ver con baterías que explotan. 

Tiene que con cómo la gigante de tecnología hará que su nuevo teléfono de gran pantalla -- o tabléfono -- se distinga y sobresalga frente a sus dos dispositivos Galaxy S8. 

El Note ha sido siempre el teléfono de gran tamaño de Samsung, un celular con una pantalla tan grande que se puede considerar casi como una tableta. Cuando el primer dispositivo de esta clase llegó al mercado a finales de 2011, integraba una pantalla de 5.1 pulgadas, un tamaño considerado monstruoso en ese entonces, y un tamaño que no se había visto antes y despertaba escepticismo. 

Hoy, este tamaño es la norma. El iPhone 7 de Apple, por ejemplo, tiene una pantalla de 4.7 pulgadas, mientras que el panel del iPhone 7 Plus mide 5.5 pulgadas. Y no han sido solamente los teléfonos de sus rivales los que han crecido. La pantalla de su propio Galaxy S8 es de 5.8 pulgadas, mientras que la del Galaxy S8 Plus es de 6.2 pulgadas. Se rumora que la pantalla del Galaxy Note 8 será de 6.4 pulgadas, un tantín más grande que el S8 Plus. 

Esta pequeña diferencia resalta una de los más grandes desafíos que Samsung encara con el Note 8: convencer a los consumidores que este teléfono es una mejora y actualización suficientemente sustancial en comparación con el S8 o S8 Plus. Quizás las ventajas vendrán con base en las nuevas formas de usar el lápiz óptico S Pen, otro de los factores que diferencian a la línea Note. Pero, lo que está claro es que el tamaño no importa tanto como antes. 

"¿Qué tiene este Note que va a sorprender a la gente y que va a ser distinto de un teléfono Galaxy S?", se pregunta Carolina Milanesi, analista de la firma Creative Strategies. "No sé". 

La empresa mostrará el dispositivo en un evento el miércoles, 23 de agosto, en Nueva York. Samsung no quiso dar comentarios antes del evento de lanzamiento. 

Notas sobre el Note

Cuando el primer Note de Samsung llegó al mercado se enfrentó a burlas y la categorización como un producto de nicho. Con el pasar del tiempo, sin embargo, el teléfono ha adquirido popularidad. Samsung utilizó la gran pantalla del celular para diferenciarse de otras fabricantes de teléfonos Android y de Apple -- hasta que todo mundo decidió seguirle los pasos y sacar sus propios teléfonos de gran pantalla. 

La introducción de los primeros iPhones de gran pantalla en 2014, el iPhone 6 y iPhone 6 Plus, hizo que la cuota de mercado de Samsung se redujera. 

Debido a que el tamaño ya no era un factor que la diferenciara de sus rivales, Samsung empezó a experimentar con nuevo hardware y software en su línea de dispositivos Note. Debido a que el tabléfono no es tan vital como su línea de teléfonos Galaxy S (la firma Strategy Analytics calcula que las ventas del Note conforman el 5 por ciento de todas las unidades distribuidas), la empresa tiene la libertad de probar funciones más arriesgadas. 

El resultado es que algunas de estas funciones llegan a la más asequible línea de Galaxy S. El Galaxy Note Edge fue el primer teléfono Samsung para el mercado popular con un borde curvo. Esta es ahora una de las características de todos sus teléfonos insignia. El Note 7, que se retiró del mercado mundial, tenía funciones como un escáner de iris, que llegó al Galaxy S8. 

¿Cuál será el gran avance que presentará el Note 8 este año?

Sin riesgos

A medida que espera que se borre el mal sabor de boca que dejó el Note 7, Samsung quizá no tome muchos riesgos con el Note 8. Esto a pesar de que DJ Koh, el director de la división móvil de Samsung, prometió "un Note 8 mejor, más seguro y muy innovador".

El integrar funciones despampanantes pero sin probar podría atraer a los consumidores, pero cualquier problema con la batería podría ser desastroso para Samsung. 

"Es seguro asumir que Samsung está haciendo todo lo posible en cuanto al control de calidad para asegurarse de que la próxima versión del Note no tenga problemas con la batería", dijo Avi Greengart, analista de GlobalData.

Los rumores más recientes esperan que el Note 8 incluya el nuevo Infinity Display que integra biseles muy delgados y una pantalla más grande en un cuerpo más pequeño. Samsung podría hacerle unos ajustes al lector de huellas, cuya posición al lado del lente de la cámara trasera en el Galaxy S8 atrajo muchas críticas. Podría también incluir un segundo lente de cámara como lo hizo el iPhone Y Plus. 

Otra de las novedades esperadas: un alto precio. El Note siempre ha sido el teléfono más caro y exclusivo de Samsung, y la empresa podría posicionar al Note 8 como su celular súper premium, tal y como se espera que Apple presente el iPhone Pro o iPhone 8. El Note 7 costaba unos US$850, y algunos expertos creen que el Note podría costar US$900.

"Hay algunas personas a quienes les importa el estatus y comprarían el teléfono sólo para demostrar eso", dijo Jan Dawson, analista de la firma Jackdaw Research.

Pero si el Note 8 cuesta mucho más que sus primos S8, no se debería solamente al lápiz óptico, añadió Dawson, aun cuando se rumora que el S Pen vendrá con una bocina integrada. 

El eliminar la línea Note después de los incendiarios e incandescentes problemas del Note 7 hubiese sido una forma fácil de acabar con la debacle de las baterías defectuosas. El miércoles sabremos por qué Samsung decidió conservar esta línea y si lo que presente será suficiente para que consideres este teléfono como una opción. 

CNET en Español estará presente en el evento de presentación desde Nueva York. Sigue nuestro BLOG EN VIVO este 23 de agosto desde 7:45 a.m. PST.