​¡Oops! Un Note 7 'seguro' explota previo a un vuelo en EE.UU.

El teléfono, una unidad reemplazo del Galaxy Note 7 y con la batería al 80 por ciento de capacidad, incendió la alfombra del avión. El suceso no pasó a mayores.

Crushader/Imgur

Nota del editor: El 11 de octubre Samsung anunció la suspensión definitiva de la fabricación y venta del Galaxy Note 7 por los continuos problemas de la batería del dispositivo, incluso en las unidades de reemplazo. Las operadoras y tiendas en Estados Unidos han cancelado el programa de reemplazo y han dejado de vender el dispositivo. Si ya posees un Note 7, deja de usarlo. Las operadoras y tiendas en EE.UU. están ofreciendo canjear tu Note 7 por otro teléfono diferente.

A Samsung le llueve sobre mojado.

El miércoles, la cadena de noticias Wave 3 News dio a conocer que un teléfono Galaxy Note 7 se incendió antes de la salida de un vuelo de la aerolínea Southwest Airlines que iba del aeropuerto Internacional de Louisville, Kentucky, a Baltimore, Maryland.

La unidad en cuestión y fabricada por Samsung, corresponde a una unidad de reemplazo, es decir, un Galaxy Note 7 "seguro" que ya no tiene la misma batería del Galaxy Note 7 involucrado en al menos 30 casos de explosiones en las primeras semanas de septiembre.

Según los reportes, la explosión incendió una parte de la alfombra del piso dentro del avión y generó el suficiente humo como para que el personal de la aerolínea desalojara a toda persona dentro del avión. La agencia dijo que no hubo pérdidas humanas.

Según USA Today, la firma asiática se mostró escéptica de que fuera un nuevo Galaxy Note 7 el que explotó previo al despegue.

Sin embargo, el sitio The Verge contactó al dueño del teléfono para corroborar la información. De esta forma, el sitio obtuvo una foto de la caja de la unidad de reemplazo que, según The Verge, el dueño obtuvo el 21 de septiembre en una tienda AT&T.

La foto que obtuvo The Verge muestra un cuadro negro al borde del código de barras en la caja de la unidad de reemplazo, uno de los indicadores que Samsung colocó para saber que se trata de un Note 7 "seguro"; otra de las medidas de seguridad es el indicador de batería en pantalla, que ahora es en tono verde.

The Verge puntualiza que el dueño del Note 7 involucrado en la explosión de esta semana, ya cambió su unidad por un iPhone 7. Ouch.

El inicio del calvario

Apenas unos días después de que el Note 7 comenzó su venta a principios de septiembre, reportes en varias partes del mundo, especialmente en Australia, sugerían que el teléfono explotaba sin razón aparente.

Tras un análisis de la situación, Samsung emitió una recolección global de todas las unidades vendidas del Note 7 para evitar más incidentes, y suspendió la venta del teléfono.

A partir de la última semana, Samsung inició otra vez la venta de un nuevo Galaxy Note 7 con una batería modificada. Sin embargo, algunos reportes aislados y provenientes de China sugieren que el modelo reemplazo no es tan seguro, y al menos un par de usuarios avisan de una explosión aún con el nuevo teléfono.

Close
Drag