Galaxy Note 7: Samsung tendrá 500,000 unidades de reemplazo el miércoles

La empresa dice también que el 25 por ciento de los clientes en Estados Unidos han cambiado sus dispositivos por modelos nuevos, que representa un aumento del 13 por ciento de la semana pasada.

Nota del editor: El 11 de octubre Samsung anunció la suspensión definitiva de la fabricación y venta del Galaxy Note 7 por los continuos problemas de la batería del dispositivo, incluso en las unidades de reemplazo. Las operadoras y tiendas en Estados Unidos han cancelado el programa de reemplazo y han dejado de vender el dispositivo. Si ya posees un Note 7, deja de usarlo. Las operadoras y tiendas en EE.UU. están ofreciendo canjear tu Note 7 por otro teléfono diferente.

Samsung tendrá suficientes unidades de reemplazo del Galaxy Note 7 disponibles en las tiendas el miércoles para intercambiar por los dispositivos retirados debido a un problema con la batería. Las tiendas tendrán unidades de reemplazo disponibles para el resto de los teléfonos afectados para finales de este mes.

La fabricante surcoreana dijo el martes que han llegado 500,000 unidades de reemplazo a Estados Unidos y se han enviado a las operadoras y tiendas. Se han retirado cerca de 1 millón de unidades del Note 7 en el país.

"Los nuevos dispositivos estarán en las tiendas a más tardar mañana y seguiremos tomando los pasos necesarios para asegurarnos de que los consumidores apaguen e intercambien inmediatamente los dispositivos retirados", dijo en un comunicado Tim Baxter, presidente de Samsung Electronics America.

La empresa dijo que cerca del 25 por ciento de los dueños de un Note 7 en Estados Unidos han intercambiado sus dispositivos; esto representa un aumento del 13 por ciento registrado la semana pasada.

La empresa dijo que la "amplia mayoría" de las personas que están intercambiando sus teléfonos Note 7 han optado por otro teléfono Samsung Galaxy en vez de un reembolso.

Samsung lanzó el Galaxy Note 7 a finales de agosto, con bombo y platillo, y recibió muy buena crítica. Sin embargo, algunos dispositivos se sobrecalentaron e incendiaron. Samsung atribuyó el problema a una "falla con una celda de la batería" y cesó la venta del dispositivo el 2 de septiembre.

Una actualización de software alertará a todos los usuarios de un Note 7 averiado de que deben apagar el dispositivo y devolverlo.

Samsung


La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. oficializó el retiro de los Note 7 que fueron vendidos antes del 15 de septiembre. La agencia dijo que "los consumidores deben inmediatamente cesar el uso del dispositivo y apagar el Note 7 que ha sido llamado al retiro". Deben también contactar a las tiendas donde compraron el dispositivo para obtener una unidad de reemplazo, un reembolso u otro dispositivo. Este llamado de la CPSC hace que el intento por vender o revender los teléfonos Note 7 retirados sea ilegal.

Los nuevos teléfonos vendrán con una actualización de software que, cuando se instale en uno de los nuevos dispositivos, mostrará un icono de batería verde en la parte superior derecha de la pantalla del dispositivo para hacerle notar a los usuarios de que en efecto se trata de un nuevo teléfono desprovisto de la falla de la batería.

Samsung también planea lanzar una actualización de software en todos los dispositivos retirados para asegurarse de que todos los usuarios del Note 7 intercambien o devuelvan el teléfono averiado. Una vez instalada la actualización, los usuarios verán una notificación de seguridad que les pide apagar y devolver el dispositivo averiado. Esta notificación aparecerá cada vez que un usuario encienda o recargue el celular.

Ed Moyer colaboró con este artículo.

Close
Drag