CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

EXCLUSIVA Móvil

¿Qué pasó con las gafas de realidad virtual Xbox de Microsoft?

La compañía estuvo cerca de anunciar las gafas Xbox VR, pero puso sus planes en pausa. Aquí te contamos qué fue lo que pasó.

Hace dos meses, Microsoft dijo que no tenía planes específicos para crear unas gafas Xbox VR. Lo que no dijo es que había estado creando un dispositivo, pero que decidió poner sus planes existentes de realidad virtual en pausa hasta que aparezca una mejor tecnología para integrarla a las consolas.

Después de lanzar su consola de videojuegos original Xbox hace 17 años, Microsoft ha tratado de atraer socios en los pasados años para crear juegos para unas gafas de realidad virtual para la Xbox, de acuerdo con personas familiarizadas con el tema. Aunque los diseños físicos del dispositivo no eran ampliamente conocidos, las especificaciones de calidad de las pantallas se consideraban buenas, pero no tan buenas como las de las Oculus Rift de Facebook ni como las de las Vive de HTC, dijeron las fuentes. 

Este año, sin embargo, el equipo encargado de Xbox empezó a decirle a sus socios que estaban poniendo en pausa sus planes para unas gafas VR. Dos personas familiarizadas con el tema dijeron que Microsoft decidió esperar hasta que llegara y fuera posible una nueva tecnología como la que permite que las gafas sean inalámbricas. Hoy, las gafas de alta gama, como las PlayStation VR de Sony de US$299 (con un videojuego), las Oculus Rift de Facebook de US$399 y las Vive de HTC de US$499 dependen de cables largos y aparatosos que se conectan a los dispositivos para poder funcionar. Los adaptadores inalámbricos, por otro lado, pueden añadir hasta US$300 al costo.

Esta acción no fue una sorpresa para los socios, al tener en cuenta que Microsoft se ha mantenido en las márgenes durante el renacimiento de la realidad virtual que ha sido liderado por Sony, Facebook (vía Oculus) y HTC. Y se podría decir que es una estrategia inteligente. 

zuckerberg-oculus-connect-3-demostracion.jpg

Mark Zuckerberg (derecha), presidente ejecutivo de Facebook, cree que la realidad virtual cambiará la forma en que usamos las computadoras.

Facebook

Hasta el momento, el mercado de la realidad virtual ha luchado por conquistar a los consumidores del mercado en general. Los analistas creen que Sony fue la que vendió la mayor cantidad de gafas VR de alta gama: ha vendido 3 millones de PlayStation VR desde su lanzamiento en 2016. Facebook, por su parte, lanzó las Oculus Go en mayo por US$199. Aunque Facebook no da a conocer sus datos de ventas, la firma de investigación de mercado SuperData Research calcula que vendió 289,000 unidades en los tres meses que finalizaron en junio. Esto no parece ser mucho cuando se le compara con las 41 millones de unidades de iPhone que se vendieron en ese mismo período, pero es mejor de lo que vendieron las gafas Oculus Rift en el mismo periodo hace un año. 

Dicho esto, "la realidad virtual podría convertirse en un éxito masivo, pero no pasará con la actual generación de tecnología", según escribió Dan Ackerman, de CNET. "Es momento de tirar la toalla".

Coqueteando con la realidad virtual

Por su parte, la decisión de Microsoft, de la que hubo reportes, de posponer sus planes para la realidad virtual viene después de varios pasos en falso.

Los rumores de que Microsoft estaba haciendo unas gafas de VR para videojuegos comenzaron desde 2012, cuando se filtraron los supuestos planes internos. Eso sucedió el mismo mes en que se presentó el primer prototipo de Oculus en la feria de videojuegos E3 en Los Ángeles.

microsoft-windows-mixed-reality-vr

El año pasado, Microsoft lanzó su iniciativa Windows Mixed Reality para que las PC funcionarán con una serie de dispositivos con esa tecnología de realidad mixta. Pero estos dispositivos no fueron muy bien recibidos.

Microsoft

Para 2015, Microsoft estaba promoviendo una relación con Facebook, empresa que había comprado Oculus en año anterior por US$2,000 millones. En ese momento, Microsoft dijo que la relación le ofrecería a los gamers una oportunidad de jugar juegos de Xbox con las gafas Rift. Mientras tanto, la empresa dijo que se enfocaría en sus gafas de realidad mixta HoloLens, que superimponen imágenes digitales sobre el mundo real.

"Oculus tuvo una enorme ventaja", el líder de Xbox, Phil Spencer, dijo en ese momento. "Es bueno para Windows, y es bueno para Xbox".

Luego, Microsoft comenzaría a trabajar en una serie de funciones para el sistema operativo Windows 10 conocidas como Windows Mixed Reality, lanzadas a fines del año pasado. La tecnología le permitiría a empresas como Dell, Lenovo, Acer y HP hacer sus propias gafas basadas en la tecnología de realidad virtual creada por Microsoft. Las gafas serían lanzadas a un precio bajo: US$399.

Pero las gafas con la tecnología Windows Mixed Reality no fueron recibidas con mucho entusiasmo, y su precio fue reducido en hasta la mitad este año. Para este momento, Microsoft ya había decido enfocar sus esfuerzos de realidad virtual en Windows en vez de Xbox, según una persona con conocimiento de las discusiones al interior de Microsoft. Pero la tibia recepción que obtuvieron las gafas no ayudó, según otra fuente.

Durante E3 en junio de este año, el director general de marketing para videojuegos de Microsoft lo hizo oficial. "No tenemos ningunos planes específicos para las consolas Xbox en cuanto a la realidad virtual o la realidad mixta", le dijo Nichols al sitio GamesIndustry.biz. Más bien debió haber dicho: Ya no.

Poner su bandera o no

34-sony-playstation-vr-2016.jpg

Las PlayStation VR de Sony ha vendido tres millones de unidades desde su lanzamiento en octubre de 2016..

Sarah Tew/CNET

No se conoce mucho sobre el diseño de las gafas de Xbox de Microsoft. Quienes tuvieron acceso a los primeros informes dijeron que el dispositivo no fue diseñado para ser punta de lanza. En cambio, se habló de que las gafas Xbox son más un competidor para el PlayStation VR de Sony, cuya calidad de pantalla y efectos visuales se consideran buenos, pero no los mejores en la industria. Oculus Rift y HTC Vive ofrecen la mejor calidad de imagen entre la amplia gama de gafas disponibles, según las pruebas de CNET.

El enfoque de Microsoft contrasta con la mercadotecnia del Xbox One X, una actualización del Xbox lanzada en 2017 y promocionada como la consola de videojuegos más poderosa en el mercado. Algunas personas que conversaron con Microsoft se cuestionaron por qué venderían una consola tan poderosa y luego le enchufan unos audífonos relativamente mediocres para acompañarla.

Sin embargo, hay otra pregunta potencial más urgente que Microsoft debería responder si lanza un dispositivo Xbox VR: "¿Los jugadores de Xbox realmente quieren VR?", dijo Brian Blau, analista de Gartner que solía trabajar en la industria de realidad virtual. Los gamers, señaló, tienden a expresar lo que quieren y él no ha visto a mucha gente pidiendo unas gafas Xbox.

"No he visto a la comunidad de jugadores reunirse en torno a la realidad virtual como lo han hecho en otras cosas", agregó.

Como la noticia de que las gafas Xbox VR estaban siendo distribuidas, la justificación que dieron algunas personas en Microsoft fue que la compañía quería mostrar lo que puede hacer con la próxima generación de tecnología de realidad virtual, que esperan poder crear diseños más delgados y potencialmente inalámbricos, dijeron.

En tanto, parece que los fans de Xbox tendrán que esperar.