Gafas inteligentes de todos colores y sabores

CES 2014 trajo muchísimos modelos y prototipos de las llamadas gafas inteligentes, pero estos cinco fueron los que más llamaron nuestra atención.

Las Lumus Dk40 ces
Las Lumus Dk40, entre las gafas inteligentes que vimos en CES 2014. (Crédito: Richard Petersen/CNET)
 

Adivinanza: ¿qué es feísimo, tecnológico y vive en nuestras caras?

Uno de estos cinco pares de gafas inteligentes que vimos en CES 2014.

Algunas son imitaciones de Google Glass; otras tienen su propio diseño único. Todas son demasiado grandes para nuestras caras y se ven tan geeky como los modelos prototipo de Google.

El punto es que el número de dispositivos inteligentes diseñados para usar en tu cara está creciendo día con día, aunque lentamente y de manera un poco rara.


El tener un diseño elegante y moderno es una cosa, pero tener la tecnología adecuada es la parte más difícil de todo el proceso. La parte óptica debe ser muy precisa, tanto en términos de proyección de lo que ves bailando frente a tu ojo derecho, y en términos del material que vas a ponerte en la cara. Algunos de los prototipos que vimos hacen que tu visión sea borrosa.

La mejor imagen que vi de un montón de gafas que probé vino de una compañía que ni siquiera está fabricando los dispositivos. Lumus usó las gafas inteligentes DK40 para demostrar cómo funciona su tecnología prismática, que planea vender a otras compañías que de hecho venderían ellas mismas las gafas.

Otro problema con estos dispositivos es hacer que las especificaciones tecnológicas realmente funcionen en el mundo real. He aquí la pregunta de: "¿Y yo para qué necesito esto?" que justifica lo que sin duda será un precio demasiado alto, por lo menos en un principio. Al igual que ocurre con otros dispositivos de la llamada informática de vestir, el smartphone es el corazón de las gafas, pues el lente proyector sirve como una segunda pantalla (o incluso como una pantalla más conveniente) para recibir direcciones, notificaciones e incluso realidad aumentada.

Los marcos Ora-S AR fueron los más enfocados en la llamada realidad aumentada y vendrán con un navegador Wikitude AR cuando salga a la venta para consumidores y desarrolladores más tarde este año.

Para que las gafas inteligentes lleguen al mercado masivo (algo que tardará unos años), van a tener que ir más allá que únicamente replicar el contenido de la pantalla de tu smartphone y añadir más funciones y toques únicos. El mejor ejemplo de esto fue Pivothead, que presentó su modelo más reciente: Pivothead Smart Colfax.

Las gafas inteligentes están más en la onda de la fotografía que en darte direcciones e incluyen módulos que puedes añadir para llevar a cabo ciertas funcionalidades de cámara fotográfica.

Todo esto nos lleva al rol que juegan aquí los desarrolladores. La mayoría de las gafas que vimos en CES tienen un SDK para que los desarrolladores enlacen aplicaciones a los marcos de los lentes. Además, las gafas Ora-S funcionan con Android 4.2.

¿Hay futuro para las gafas inteligentes más allá de Google Glass? Seguramente sí. Pero los competidores de Google van a tener que experimentar con montones de tecnología y diseñar sus dispositivos para que la mayoría de la gente realmente se los quiera poner como si fueran gafas de vestir.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO