Estas gafas tienen todo el poder de la realidad aumentada de Android

Prepárate para ver películas, experimentar realidad aumentada y realidad virtual o jugar a videojuegos. Todo ello con un par de gafas de sol con mucho estilo.

surajtqheadshouldersr-8000757.jpg

Las gafas de sol R-8 funcionan con Android y ofrecen experiencias de realidad aumentada.

ODG

Si el futuro va a ser así de brillante, estas son las gafas que necesitarás llevar.

Durante la conferencia de prensa de Qualcomm en CES de este martes, Osterhout Design Group mostró un par de gafas inteligentes que funcionan con Android y llevan el último chip Snapdragon 835 de Qualcomm, el tipo de procesador que normalmente llevan teléfonos de alta gama como el Samsung Galaxy S7 o Google Pixel.

ODG mostró dos versiones de sus gafas: las R-8, que están diseñadas para el consumidor final. Además de las R-9, pensadas para empresas.

Su función destacada es la posibilidad de funcionar con programas de realidad aumentada, que ven imágenes digitales que se superponen en las lentes sobre el mundo real. Las R-8 y R-9 marcan el último desarrollo en el creciente campo de la realidad aumentada (AR por sus siglas en inglés), una tecnología defendida por Microsoft a través de sus gafas HoloLens . Si has jugado a Pokémon Go, con sus monstruos digitales que se muestran en la pantalla y superimpuestos sobre imágenes reales que ve tu cámara, entonces has experimentado la realidad aumentada.

No se trata del primer par de gafas para la realidad aumentada que ha construido ODG, pero las R-8 representan su primera incursión en el mercado para consumidores finales. Las gafas ofrecen 40 grados de campo de visión, resolución en alta definición y te permiten ver películas que flotan en tu vista, además de aprovechar sus experiencias educativas y de navegación.

odg-r8-scale7.jpg

Las ODG R-8 son la línea más delgada de gafas inteligentes de la compañía.

ODG

"Se trata de mucho más que un simple dispositivo, es un nuevo medio de computación que transformará cómo interactuamos y descubrimos información, además de relacionarnos con otra gente y objetos del mundo que nos rodea", dijo el director ejecutivo de ODG Ralph Osterhout en un comunicado.

Las R-9 ofrecen campo de visión de 50 grados y podrán funcionar con aplicaciones especiales para empresas.

Que las R-8 y R-9 sean los primeros productos en usar el chip estrella de Qualcomm, el Snapdragon 835, en lugar de un teléfono, dice mucho sobre el intento de Qualcomm para que sus chips sean útiles para diferentes tipos de hardware. La empresa ha abogado por la inclusión de sus procesadores en otros dispositivos, como tecnología de vestir, drones o altavoces inteligentes, para diversificarse de su principal negocio telefónico.

Estos dispositivos no son baratos. Las R-9 cuestan US$1,799 y se espera que lleguen al mercado en la segunda mitad de año. ODG tiene previsto vender una versión para desarrolladores de las R-8 por US$1,000 también en la segunda mitad de año.

El Snapdragon 835, que usa un nuevo procesador que hace el chip más pequeño y más eficiente, les permite a los fabricantes diseñar dispositivos más compactos. ODG ha fabricado gafas inteligentes antes, pero nunca así de pequeñas.

En el caso de ODG, esto significa que las gafas no sólo son piezas de tecnología, sino también complementos de moda.

"No son gafas de sol normales", explicó Hugo Swart, jefe de la división de entretenimiento para el hogar de Qualcomm, en una entrevista el mes pasado. "Pero se están acercando".

Close
Drag