CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Gadgets

Las HoloLens 2 son el siguiente paso hacia las gafas de realidad aumentada para ti

Alex Kipman, líder del desarrollo de la realidad mixta en Microsoft, dice claramente que ni las HoloLens 2 ni sus sucesoras serán el ansiado producto de consumo masivo de la empresa en ese sector. Pero las nuevas gafas sin duda dan un paso hacia ese deseado destino.

Cuando Microsoft presentó las HoloLens en 2015, no existía una competencia clara. En 2019, eso ha cambiado.

Con el lanzamiento de las nuevas HoloLens 2 en Mobile World Congress 2019, Microsoft busca consolidarse en este joven sector de la realidad aumentada con una serie de innovaciones que marcarán el futuro de esta categoría de la industria. (Aquí están todos los detalles del anuncio).

Los últimos tres años se ha acelerado el progreso de estas tecnologías y apps como Pokémon Go se llevan mucho el crédito de introducirlas al consumidor general y el lanzamiento de kits de desarrollo de software como ARKit de Apple y ARCore de Google, que promueven la creación de más apps de realidad aumentada.

Y, aún más importante, las esperadas One de Magic Leap, desarrolladas por la empresa del mismo nombre en Florida, llegaron finalmente el año pasado tras alimentar por meses una serie de leyendas sobre su potencial. Además, marcas como HTC, Oculus y Sony siguen innovando en el sector paralelo de la realidad virtual. Poco a poco, la promesa de las realidades aumentada y virtual para todos se va haciendo, digamos, realidad.

Con las HoloLens 2, la tecnología de la realidad aumentada o mixta parece lista para finalmente dar un paso hacia su madurez -- o, por lo menos, una mayor aceptación y reconocimiento en el mercado.

"Al final la meta es que estas cosas transformen a los humanos, que le den el poder a la gente y a las organizaciones de hacer cosas que simplemente no podían hacer antes", dice Alex Kipman, líder actual de los esfuerzos de realidad mixta de Microsoft.

microsoft-msft-hololens-2-alex-kipman-portrait-2453

Alex Kipman, líder de la división de percepción de inteligencia artificial y realidad mixta en Microsoft.

James Martin/CNET

Desarrollo e innovación

El origen de las HoloLens 2 es la tecnología Kinect que se dio a conocer con la consola Xbox 360 en 2010. El mayor impulsor de Kinect fue también Kipman. La influencia de esta tecnología sigue presente en los esfuerzos holográficos de Microsoft, ya que junto con las nuevas gafas la empresa ha lanzado un kit para desarrolladores llamado Azure Kinect que incluye sensores de profundidad y siete micrófonos para crear más soluciones de realidad mixta, además de varios instrumentos en la nube que permitirán crear nuevas aplicaciones y herramientas.

Además de abrir su plataforma y buscar mayor desarrollo para la tecnología de realidad mixta, Microsoft y Kipman tenían claro desde hace un par de años las tres áreas específicas en las que querían mejorar las HoloLens. "Lo dije con los HoloLens 1 y ahora lo digo con las HoloLens 2", dice en entrevista con CNET y CNET en Español Kipman, quin es el líder de la división de percepción de inteligencia artificial y realidad mixta en Microsoft. "Las vamos a hacer más inmersivas, más cómodas y les vamos a añadir mucho más valor al salir de la caja. Y eso es precisamente lo que hicimos con las HoloLens 2".

azure-kinect-hardware

Azure Kinect incluye los mismos sensores de profundidad de las HoloLens y siete micrófonos. La intención de la empresa es que los desarrolladores busquen más aplicaciones para esta tecnología.

Microsoft

Microsoft dice que las HoloLens 2 son "tres veces más cómodas" según sus propias métricas. Más allá de los números, a primer uso (este reportero pudo probarlas en las oficinas de Microsoft en Redmond, Washington) es claro que son mucho más cómodas que las originales, se ponen más fácilmente e incluso detectan la distancia entre las pupilas de forma automática. 

Para lograrlo, la empresa creó múltiples prototipos para las HoloLens 2 en su llamado Laboratorio de Factores Humanos. Entre otras cosas, la empresa eliminó la diadema que permitía expandir el tamaño del dispositivo original, por lo que tuvo que diseñar una forma de expandir la circunferencia del dispositivo sin afectar las conexiones de los cables que pasan por los lados. También, hizo varios prototipos para crear la visera que sube y baja, una novedad en las HoloLens 2. La empresa descubrió que los usuarios deseaban poder interactuar con otras personas sin quitarse el casco pero viendo a los interlocutores a los ojos.

Uno de los cambios más importantes en esta generación de las gafas es que su centro de gravedad ahora se ubica detrás de las orejas, lo cual hace que se sientan mucho más ligeras sin ser mucho menos pesadas (la primera versión ponía mucha presión en puntos como la nariz y había que ajustarlas con frecuencia; ambas versiones pesan unos 500 gramos). Otra novedad en el diseño es el uso de fibra de carbono en el frente del dispositivo, un material que rara vez se encuentra en productos de este tipo y que es muy ligero y resistente.

"Esta cubierta de fibra de carbono fue un tema importante. Está ahí para hacer el dispositivo mucho más cómodo y mucho más estable", dice Kipman. "Pero trabajar con fibra de carbono que no se vea como fibra de carbono", añade, "es increíblemente difícil".

En cuanto a la experiencia inmersiva, la empresa logró duplicar el campo de visión (una tarea pendiente y urgente; pasó de 30 grados a 52 grados de ángulo de visión, según Kipman) sin sacrificar la resolución de la imagen (que sigue siendo equiparable a 2K). Integró la llamada tecnología MEMS, que permite crear componentes ópticos más compactos, más eficientes en cuanto a consumo de energía y de mayor calidad, y con ello redujo el tamaño del llamado subsistema de luz a la mitad. También mejoró la tecnología de sus lentes -- llamados guías ópticas. Éstas están ahora  formadas de placas de vidrio que representan cada color, pero ahora incluyen solo dos placas que comparten el color verde -- en lugar de las tres de las primeras HoloLens.

Kipman describe el proceso como una serie de milagros sucesivos. "Como ingenieros sabemos cómo programar el trabajo", dice. "Pero programar milagros es un poco más difícil [...] Así es como medimos toda la innovación y los asuntos que tenemos que incluir en un lanzamiento", explica.

"Hacer un [dispositivo] con base en todos los milagros previos es posible. Pero fabricar a escala, eso plantea toda una serie de problemas nuevos", dice Kipman.

Microsoft dice que no sólo tuvo que inventar muchos de los componentes, sino que también tuvo que crear los instrumentos y las herramientas para diseñar y fabricar varias piezas para las HoloLens 2 porque no existían en el mercado.

Otra novedad es que las HoloLens 2 incluyen la segunda generación de la Holographic Processing Unit, el procesador que genera las imágenes holográficas y que ahora cuenta con un chip secundario con inteligencia artificial que ayuda a reconocer superficies, lugares y objetos. "Hay una enorme diferencia en la inmersión cuando comienzas a poner a la gente y las cosas en el contexto de la experiencia", dice Kipman.

Para Tom Mainelli, vicepresidente de dispositivos de IDC, quien tuvo acceso anticipado al HoloLens 2 al igual que CNET en Español, las mejoras en el seguimiento de la mirada y el uso de gestos de las manos más naturales, "serán mejoras clave que cambiarán dramáticamente el desarrollo de apps en el futuro". Las HoloLens 2 también tienen lector de iris a través de Windows Hello y funcionan con los comandos de Cortana.

Aunque muchos de estos avances no se notan a primera vista -- la forma del dispositivo es similar y las funciones de inteligencia artificial se manifiestan con el tiempo --, o son tan obvios (como los gestos naturales) que no se aprecia cuán difícil es implementarlos. Pero en realidad las innovaciones que presenta Microsoft en la segunda generación de su sistema de realidad mixta son sustanciales y las coloca en paso firme hacia un producto de consumo masivo.

"Hay un umbral en el camino donde hay suficiente inmersión, suficiente comodidad y suficiente valor al salir de la caja donde estaré feliz de anunciar un producto para el consumidor [general]. Éste no es eso", dice Kipman. "¿Qué tan lejos estamos? Es imposible para mí adivinar porque los humanos somos pésimos para predecir el tiempo".

Reproduciendo: Mira esto: HoloLens 2: Pusimos a prueba las nuevas gafas de realidad...
4:07

¿Dónde está el mercado?

Según la IDC, el mercado combinado de la realidad virtual y la realidad aumentada creció 9.4 por ciento en el tercer trimestre de 2018. Las gafas de realidad aumentada más populares en el periodo fueron las Star Wars Jedi Challenges de Lenovo, con 23,000 unidades distribuidas. Sin contar estas gafas, el sector de la realidad aumentada incrementó 1.1 por ciento en el periodo, según IDC. La firma de investigación dice que aunque las HoloLens son de los productos más populares del segmento, su crecimiento se ha ralentizado porque los clientes están esperando la próxima generación del producto.

IDC espera que el mercado combinado de VR y AR alcance unos US$20,400 millones en 2019, un alza de casi el 69 por ciento frente a 2018. La firma anticipa que para 2022, el 80 por ciento de las ventas se realicen en sectores comerciales. Una de las áreas de mayor desarrollo será la capacitación de personal, algo que Microsoft quiere cubrir con el lanzamiento del app Dynamics 365 Guides, con la que se pueden crear tutoriales en 3D para las HoloLens. La empresa, que ya ha lanzado otros apps de realidad mixta Dynamics 365, también anunció esta semana otros apps de ese portafolio que son compatibles con las dos plataformas móviles más importantes, iOS y Android.

La intención: Hacer la realidad mixta y aumentada algo más común y mucho más disponible, a pesar de que el principal producto de la casa -- las HoloLens 2 -- está dirigido a las empresas y cuestan la bicoca de US$3,500.

microsoft-msft-hololens-2-1438

Las HoloLens 2 tiene una forma similar a sus predecesoras, pero mucho más cómodas.

James Martin/CNET

A fines de 2018 Microsoft cerró un contrato con un valor de US$480 millones para suministrar hasta 100,000 HoloLens al Ejército de Estados Unidos. Según un portavoz de Microsoft: "La realidad aumentada le dará a los soldados mejor información para tomar decisiones. El trabajo expande nuestra longeva relación con el Departamento de Defensa hacia esta nueva área". Magic Leap también había estado buscando ese contrato con las fuerzas armadas. (Poco antes del inicio de MWC surgió una carta de un grupo de empleados de Microsoft protestando el acuerdo).

Con un precio de US$2,295, las Magic Leap llegaron como un prototipo enfocado en los desarrolladores, por lo que es natural esperar que mejoren al corto plazo. En CNET, el desempeño de las gafas no nos impresionó, aunque en su momento fue la mejor experiencia de gafas de realidad aumentada que habíamos tenido a la fecha, ya que ofrecían un campo de visión más amplio que las HoloLens originales, aunque seguía siendo limitado. Por otro lado, mientras que las HoloLens 2 se acomodan a cualquier tamaño de cabeza, se pueden usar con anteojos y se calibran automáticamente, las Magic Leap no se pueden usar con tus propios lentes (los anteojos con receta se venden por separado) y vienen con piezas de varios tamaños para ajustarlas a la nariz.

Sin embargo, a nadie le queda duda de que las Magic Leap y las HoloLens son las dos propuestas más sólidas y serias en el incipiente segmento de la realidad aumentada.

Magic Leap One

Las Magic Leap One.

Sarah Tew/CNET

Del sector empresarial al consumo masivo

Desde que charlamos con Kipman en 2017, el ejecutivo hizo énfasis en -- además de la inmersión y la comodidad -- la necesidad de asegurarse de que las HoloLens sean más útiles en cuanto salen de su caja, y de que sus funciones se puedan usar de inmediato sin tener que esperar el desarrollo futuro de apps o actualizaciones.

A pesar de tener sus orígenes en Kinect -- que llegó con la consola de videojuegos Xbox 360 -- Microsoft ha colocado a las dos versiones de HoloLens claramente en el sector empresarial, para sectores como el médico, automotriz, educativo o manufacturero. Pero Kipman aclara enfáticamente que no están intentando servir individualmente a cada industria, sino ofrecer herramientas de realidad mixta que les sean comunes a todas, como sería el trabajo remoto, la capacitación de personal o el mapeo de espacios físicos. "En Microsoft enfocamos nuestras soluciones en cosas que abarquen mucho", dice. "Por los próximos dos años [las HoloLens] aún estarán enfocadas a las empresas".

"El enfoque de Microsoft en las empresas tiene mucho sentido", dice Mainelli, el vicepresidente de IDC. "Están construyendo un negocio sostenible con clientes comerciales que valoran lo que tienen que ofrecer. En unos años, con todo lo que aprendan de vender HoloLens a las empresas, van a estar listos para un producto más enfocado al consumidor [general]".

Junto con el lanzamiento de HoloLens 2, la empresa también está presentando nuevos servicios y herramientas en la nube para el desarrollo de soluciones y herramientas de realidad mixta. Una apuesta de Microsoft es crear una plataforma más abierta que incremente e impulse el desarrollo de software y la adopción de esta tecnología.

"Gran parte de lo que hace de HoloLens algo tan poderoso no es solo el hardware, sino el software y los servicios que está lanzando Microsoft para apoyarlo", concluye Mainelli.

Con estos nuevos productos de software y hardware -- claramente dirigidos a las empresas en la actualidad -- Microsoft espera seguir avanzando en el desarrollo de esta tecnología para, algún, dar el salto y lanzar un producto de consumo masivo.

"Mi sueño es entrar en un avión y ver ea cada persona en la nave con nuestro producto puesto", añade Kipman. "Ese no será este producto, por cierto. Probablemente tampoco será el próximo".