​El futuro de los celulares está en la IA, dice el inventor de Android

Andy Rubin, uno de los co-fundadores de Android y pieza clave en los esfuerzos robóticos de Google, asegura que la inteligencia artificial del futuro dominará cada dispositivo del planeta.

Uno de los creadores de Android apuesta a que la Inteligencia Artificial será parte de los teléfonos móviles del futuro.

Foto de CNET

La Inteligencia Artificial (conocida en inglés como IA) podría dominar cada dispositivo tecnológico en el futuro, partiendo de los celulares como pieza clave y fundamental en su dominio de cada acción de nuestro día a día. Al menos eso es lo que opina Andy Rubin, co-fundador de Android y uno de los expertos que ha canalizado los esfuerzos de Google en la robótica.

En una entrevista durante la Bloomberg Tech Conference, desarrollada en San Francisco este martes, Rubin dijo que una combinación de la computación cuántica y la Inteligencia Artificial podría producir una inteligencia consciente destinada a reforzar cada pieza de tecnología de nuestro planeta.

"Si tienes una herramienta tan poderosa como ésta, solo necesitas una", dijo Rubin en una entrevista con Bloomberg. "Puede que no sea algo que debas llevar a todas partes, simplemente tiene que estar consciente".

Esta idea de tener una conciencia global hiperconectada podría sonarte conocida. De hecho si dirigimos la mirada a Hollywood podemos encontrar a VIKI, una computadora central de la película I, Robot, protagonizada por Will Smith, y que controla a cientos de robots y máquinas y que es manipulada por los malos con fines nada positivos, aunque todo tiene un final feliz.

A través de su propio fondo de inversión Rubin está financiando empresas que tratan de hacer este tipo de tecnologías realidad. De hecho, durante la entrevista, una de las mentes brillantes detrás de Android dijo que ya existe una empresa de computación cuántica realizando este tipo de investigaciones, con el objetivo de comercializar dispositivos de este tipo con procesos de fabricación estándar.

Para Rubin, para que la computación cuántica funcione debe tener una aplicación práctica con la Inteligencia Artificial y la robótica a fin de que la inmensidad de datos que genera el ser humano puedan ser procesados, haciendo que los robots puedan en el futuro percibir su entorno, interactuar y aprender de esas interacciones.

Actualmente, empresas como Google o Facebook están introduciendo la Inteligencia Artificial en sus aplicaciones para que los llamados bots puedan ayudarnos en tareas cotidianas. Este podría ser el primer paso para un futuro más tecnológicamente avanzado, en donde estos avances podrían ser incorporados a grandes máquinas con capacidades de procesamiento de datos impensables e incluso a tantos robots que se están desarrollando en la actualidad.

Vía The Verge

Close
Drag