CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Las futuras compras de Viernes Negro podrían ser en realidad virtual o aumentada

Las minoristas intentan reemplazar sus páginas de comercio electrónico estáticas con tecnología más interactiva. Ahora sólo resta esperar a ver si lo logran.

obsess-ar-retail-1

Crea una minitienda al paso utilizando la tecnología de realidad aumentada usada por la startup Obsess.

Ben Fox Rubin/CNET

Neha Singh apunta con su iPhone 8 Plus a una parte vacía del piso de madera junto a la entrada de Techstars, una firma aceleradora de startups en el distrito Flatiron de Manhattan. 

La pantalla del teléfono inteligente al principio simplemente muestra el espacio frente a nosotros, pero luego se distingue una pequeña tienda digital en 3D. Hay tres maniquíes dorados vestidos con camisetas sin mangas y faldas de cintura alta y exhibidores cilíndricos brillantes que muestran una bolsa de cuero verde militar de Gucci y un par de zapatos negros de tacón Louboutin. Después, Singh acerca el teléfono a un maniquí para mostrarme los detalles y la textura de un vestido azul de flores. Básicamente es como el Pokemon Go, pero de moda. 

Singh es una ex ingeniera de Google y ex ejecutiva de tecnología en Vogue, que el año pasado fundó Obsess, una startup que desarrolla conceptos de realidad aumentada y de realidad virtual (AR y VR, por sus siglas en inglés) para minoristas; algo como la demostración de realidad aumentada que recién me enseñó. Desde la oficina de Techstars, ella forma parte de un grupo, pequeño pero en crecimiento, de desarrolladores y minoristas que buscan crear un futuro potencialmente más interactivo de comercio electrónico mediante la realidad aumentada -- que superpone imágenes digitales sobre el mundo real -- y de la realidad virtual -- que ofrece experiencias inmersivas y completamente digitales.

"La interfaz del usuario en el comercio electrónico no ha cambiado en 20 años", me dijo Singh previamente, describiendo la típica cuadrícula de productos dispuestos sobre un fondo blanco. "Es genial si intentas comprar papel higiénico, pero no lo es si quieres comprar moda".

Hasta ahora, tanto la realidad aumentada como la realidad virtual han encontrado una audiencia temprana en el mundo de los juegos de video, pero no han migrado demasiado a nuevas áreas, como el comercio minorista, donde las tiendas en línea y tradicionales todavía están probando diferentes tecnologías. Eso significa que la realidad aumentada y la realidad virtual probablemente no vayan a cambiar la forma de hacer las compras para este Viernes Negro ni para el Cyber Monday de 2017. Pero en la medida en que se desarrollen ambas tecnologías en los años venideros y se vuelvan más prominentes en los teléfonos, podrían modificar nuestros hábitos de compra y ayudar a que las tiendas vendan más mercancía de manera electrónica.

Las ventas de comercio electrónico aún representan menos del 10 por ciento de las ventas totales de los minoristas en Estados Unidos, según la Oficina del Censo de Estados Unidos. Crear nuevas maneras para que la gente vea cómo se verá un sofá en su casa o ver un par de pantalones en un modelo 3D podría incrementar esas ventas y, como resultado, incluso menos personas irían a las tiendas físicas.

"Esto llevará [al comercio electrónico] al siguiente nivel", dijo Carolina Milanesi, analista de Creative Strategies, sobre el impacto de la realidad virtual y la realidad aumentada en el nicho.

Sin embargo, aunque la realidad aumentada y la realidad virtual pueden ser opciones más interactivas que una página web estática, aún no ofrecen elementos básicos como la sensación de una tela o el ajuste exacto de un vestido. Además, el elevado costo de muchas gafas de realidad virtual ha impedido que dicha tecnología sea de uso común. Tomando eso en cuenta, existe la posibilidad de que nunca llegue el futuro donde usemos un visor de realidad virtual para ir de compras sin salir de la sala de casa o creemos pequeños mercados mediante nuestros teléfonos.

Apostar por la realidad aumentada

Unas semanas antes de mi reunión con Singh, fui a un departamento de lujo cerca del World Trade Center, en Nueva York, donde eBay estaba mostrando algunas de sus tecnologías más nuevas.

En una esquina, Fred Zaw, diseñador de producto de la empresa, me mostró un prototipo del app llamado "What's Your Worth" (que se traduce libremente como "Cuánto vales"). Apuntó su teléfono a un grupo de gadgets y videojuegos que estaban sobre la mesa frente a él. Luego el app mostró cada uno de los productos en la pantalla del teléfono con una burbuja de colores flotando sobre cada artículo con su nombre y su precio en eBay.

El app podría algún día dejarte pasar tu teléfono sobre uno de tus cajones lleno de productos obsoletos y decirte si vale la pena venderlos en línea. Dos nuevas plataformas de realidad aumentada para móviles, ARKit para iOS de Apple y ARCore para Android de Google, se presentaron este año y ayudarán a impulsar significativamente el número de apps y funciones de realidad aumentada disponibles para tu teléfono. ARKit llegó al mercado con iOS 11 en septiembre, mientras que ARCore aún no está disponible al público.

Hay varias funciones de realidad aumentada disponibles para comprar muebles o decoraciones para el hogar con ARKit de Apple; la lista de tiendas incluye a Ikea, Wayfair, Amazon, Lowe's and Houzz.

"Esperamos que te arrepientas menos y tengas menos sorpresas relacionadas con cosas que compras y que al final no caben en tu habitación", dijo John Costello, portavoz de Wayfair.

Además de ayudarle a los clientes a evitarse el dolor de cabeza de las devoluciones, estas nuevas funciones también podrían ayudar a las tiendas a reducir los altos costos de transporte relacionados con camas y libreros que no entraron en una casa o un cuarto.

A pesar del costo de las gafas de realidad virtual, algunos minoristas están entrando a ese mundo, especialmente los fabricantes de productos de lujo, donde las experiencias especiales ayudan a atraer consumidores.

En septiembre, Mastercard y Swarovski se unieron con la compañía de experiencias inmersivas Youvisit para crear un app de realidad virtual para que sus compradores puedan ver la decoración con cristales de lujo en habitaciones virtuales. Asimismo, Obsess trabajó con Vera Bradley para dejar que sus clientes vieran la nueva línea de ropa de cama en sus 10 tiendas usando las gafas de realidad virtual Daydream de Google. Esto le permite a la tienda mostrarle más productos a los consumidores sin tener que abrir más espacio de ventas para su inventario o exhibición.

El futuro de las compras inmersivas

El comercio en realidad aumentada y realidad virtual puede estar en pañales, pero eso no ha impedido que los minoristas se lleven algunos conceptos bastante futuristas para las tecnologías. 

Por ejemplo, Marc Lore, jefe de comercio electrónico de Walmart en Estados Unidos, ofreció una visión de las compras en realidad virtual en una conferencia el mes pasado que implicaba ser transportado a un campamento para comprar una tienda de campaña. Incluso se podría caminar alrededor de la carpa y entrar, además de hacer preguntas a un asistente de voz, como Siri de Apple o el Asistente de Google, como si se tratara de un representante de la tienda.

"Ahí es hacia donde se dirige el comercio", dijo "Y no algo tan lejano como la gente piensa".

Algunas ideas más simples implican poder cambiar fácilmente el color de las paredes de una habitación, al menos en la pantalla del teléfono, sin tener que pintarlas primero. Costello, de Wayfair, dijo que su compañía está trabajando para que los diseñadores escaneen un espacio vacío, carguen una copia digital y la decoren en realidad virtual.

En cuanto a obtener el mejor ajuste de los vestidos sin tener que ir a probarlo, Amazon ya podría estar trabajando en eso. En octubre, adquirió la startup Body Labs, que fabrica tecnología de escaneo corporal en 3D y algún día podría ayudar a Amazon a crear un maniquí digital con la forma de uno para una prueba virtual. Amazon, sin embargo, ha hablado muy poco sobre esos planes.

Es poco probable que todas estas ideas funcionen o encuentren un público. Pero algunas lo harán y ayudarán a cambiar las formas del comercio electrónico y superar esa cuadrícula de productos sobre fondo blanco.

"Necesitan pensarlo como cuál es el problema a resolver o cuál es la experiencia que se intenta mejorar", dijo Milanesi. "La tecnología sólo por la tecnología no va a funcionar".

Reproduciendo: Mira esto: Wingnut AR: Haz tu propia película en realidad aumentada
1:56