Frente a frente: tres apps para contar calorías

Analizamos tres de las apps más populares para ver cuál de ellas mide mejor la cantidad de calorías que se encuentran en los alimentos hechos en casa.

Perder peso es el propósito más popular para 2014, según una encuesta del Diario de Psicología de la Universidad de Scranton. Es una meta común que pocos logran sin ayuda de un profesional.

Pero ahora la tecnología ha facilitado esta meta convirtiendo nuestros smartphones en nutricionistas o entrenadores personales gratuitos de bolsillo (considerando que realmente no sustituyen la asistencia profesional y personal de un ser humano). El problema no es encontrar una app que realice estas funciones, sino más bien elegir la que mejor se adapte a tu vida.

Analizamos tres apps populares para contar calorías y cómo cada una calculó la cantidad de calorías del mismo platillo hecho en casa.

MyFitnesspal1.jpg
En MyFitnessPal puedes elegir entre distintas metas. (Crédito: Captura de pantalla por Vanessa Hand/CNET)
    

1. MyFitnessPal (gratis)

MyFitnessPal es una de las aplicaciones más populares de dieta en el mercado. Tiene una base de datos enorme de más de tres millones de alimentos para mantener un registro detallado de lo que consumes a diario. Además te ayuda con un programa de dieta para perder peso de manera saludable con un entrenador incorporado que evalúa lo que comes para cambiar tus malos hábitos.

Para comenzar ingresas tu peso actual, tu nivel de actividad física y tu peso ideal. MyFitnessPal calcula el número de calorías que debes consumir en un día para lograr tu meta y el tiempo en el que puedes esperar lograrlo.

Además, se sincroniza con tus programas medidores de actividad física como el Fitbit, JawboneUp, BodyMedia Fit u otras apps similares.

MyFitnesspal2.jpg
MyFitnessPal te pide que metas tus datos personales para hacer un plan acorde a tus condiciones. (Crédito: Captura de pantalla por Vanessa Hand/CNET)
Lo bueno: Fue la única aplicación de las que analicé con interfaz y base de datos en español.

Tienen la mayor cantidad de usuarios activos de todas partes del mundo que editan y añaden alimentos a la base de datos. Si te encuentras con algún alimento que no aparece en la lista, puedes ingresar tu propio.

Encontré mis platillos caseros favoritos como salpicón, ceviche y casamiento (arroz con frijoles en El Salvador), y hasta marcas de alimentos salvadoreños que no venden en Estados Unidos como la leche descremada Dos Pinos.

Le tomé foto al código de barra de una barrita de cereal, y la aplicación me dio la información nutricional exacta a pesar de que era marca salvadoreña.

Puedes ser bien detallado y llegar cantidad exacta de calorías si mides correctamente cada alimento.

MyFitnesspal3.jpg
La app te dice cuántas calorías hay en cada alimento. (Crédito: Captura de pantalla por Vanessa Hand/CNET)
Lo malo: Tuve que ingresar algunos alimentos en inglés para encontrarlos y al terminar de ingresar un alimento, la aplicación pensaba que ya había terminado mi registro y me daba el resumen del día completo.

La interfaz es la menos visual de todas y se me hizo difícil calcular cantidades de alimentos caseros sin báscula, o taza medidora.

Está disponible para Windows Phone, Android y iOS.

MyFitnesspal4.jpg
Captura de pantalla
 

Ejemplo de desayuno: Smoothie verde (mango, espinaca, almendras, aguacate), huevos con tostada integral y queso cottage, café con leche = 608 calorías.

Fue bastante tedioso tener que ingresar cada ingrediente de mi batido por separado. No medí los ingredientes antes de meterlos a la batidora, y me fue muy difícil calcular cantidades a la hora de registrar todo en la aplicación.

 
LOSEIT1.jpg
Lose it! es de las mejores apps en el mercado. (Crédito: Captura de pantalla por Vanessa Hand/CNET)
 2. Lose It! (gratis)

Esta aplicación te ayudará a llegar a tu peso ideal con base en un plan de dieta y ejercicio saludable.

Para comenzar debes ingresar tu meta de peso, luego eliges el tiempo en el que quieres perder el peso. Puedes perder entre un cuarto de libra y dos libras por semana. Lose It! calcula cuántas calorías debes consumir a diario según estos factores.

Debes ingresar tus alimentos manualmente buscando en la base de datos de la aplicación o puedes tomarle foto al código de barra si vienen con envoltorio para que te aparezca la información nutricional.

LOSEIT2.jpg
En Loose it! puedes crear un plan personalizado para perder peso. (Crédito: Captura de pantalla por Vanessa Hand/CNET)
  

Lo bueno: Si tienes la disciplina de ingresar cada alimento que consumes, y la actividad física que realizas durante el día, tendrás una idea clara de tu progreso. Después de unos días la app dará consejos personalizados para cumplir con tu meta.

Lose It! celebra tus logros a medida que vayas perdiendo esas libritas de más o puedes contactar a otros usuarios de la aplicación si necesitas alguien que te motive.

Además, se sincroniza con otros medidores de actividad física como la pulsera Fitbit, Jawbone Up21, o la app de Runkeeper para restarle automáticamente las calorías que quemaste a tu total diario.

Está disponible para dispositivos Android y iOS.

LOSEIT3.jpg
Captura de pantalla
 

Lo malo: El detector de código de barra no me dio la información exacta cuando ingresé una barrita de cereal salvadoreña.

La base de datos es más limitada que la de MyFitnessPal y no tiene muchos alimentos latinos - como mis pupusas salvadoreñas - y tuve que calcular la tortilla y el queso por separado. Después de un tiempo dejé de ingresar la comida porque me demoraba demasiado en encontrar cada ingrediente cuando no tenía el platillo.

No tiene interfaz en español.

LOSEIT4.jpg
Captura de pantalla
 

Desayuno: Smoothie verde (mango, espinaca, almendras, aguacate), huevos con tostada integral y queso cottage, café con leche = 628 calorías.

Similar a mi experiencia con MyFitnessPal: me pareció demasiado largo el proceso de ingresar cada ingrediente de mi batido por separado, y no medí los alimentos con exactitud así que creo que terminé ingresando más calorías de lo que en realidad consumí.

MEALSNAP1.jpg
MealSnap cuesta dinero, pero vale la pena pagarlo. (Crédito: Captura de pantalla por Vanessa Hand/CNET)
    3. MealSnap ($2.99)

La aplicación es sencilla: le tomas una foto a tu comida, eliges la comida que fue (desayuno almuerzo, cena o merienda), y luego calcula cuántas calorías has consumido.

Si etiquetaste mal algún alimento, puedes cambiar la descripción de la imagen para que te vuelva a calcular las calorías.

El cálculo no es exacto, pero te da un rango bastante bueno de cualquier tipo de comida.

MEALSNAP2.jpg
La app distingue muy bien los platillos solo con base en una foto. (Crédito: Captura de pantalla por Vanessa Hand/CNET)
    

Lo bueno: Fue el más sencillo de usar y probablemente el que más seguiría usando a largo plazo, porque no te hace perder tanto tiempo en los detalles. Consumo muchos alimentos preparados en casa que tienen varios ingredientes, y la verdad no me molestó pagar los US$3 para no tener que ingresar a mano cada ingrediente.

Si sigues una dieta muy estricta y tienes que conocer las calorías con exactitud, puede que ésta no sea la mejor opción, ya que te da un rango de 200 calorías de diferencia y muchas veces me calculó menos de lo que en realidad consumí.

Lo malo: No ofrece plan de dieta ni metas semanales. Es un diario visual que sirve para llevar cuenta de lo que comes, pero no esperes alertas para motivarte en el camino, o que te diga cuántas calorías debes consumir para lograr tu peso ideal.

Además no puedes ingresar tu actividad física o calorías quemadas y tú tendrás que calcular tu total diario según estos factores por tu propia cuenta.

Sólo está disponible en iOS y no tiene interfaz en español.

MEALSNAP4.jpg
Captura de pantalla
Desayuno:  Smoothie verde, huevos con tostada integral y queso cottage, café con leche =  312 - 468 calorías.

Le agregué nueces y aguacate a mi batido verde, cosa que probablemente no supo distinguir la aplicación y me calculó menos calorías de las que en realidad consumí. La tostada llevaba queso cottage y no mantequilla como apareció en la app, y el café tenía leche, no crema. De igual forma me pareció impresionante que haya podido distinguir los platillos caseros. 
Close
Drag