Francia detiene a dos ejecutivos de Uber

Días después de las violentas protestas de taxistas en Francia sigue creciendo la tensión entre el servicio de autos bajo pedido y las autoridades francesas.

blackcardriverbw.jpg
Dos ejecutivos de Uber fueron detenidos en Francia en lo que crece la tensión entre el servicio y las autoridades en ese país. Uber

Dos ejecutivos de Uber fueron detenidos en París el lunes como parte de la investigación del gobierno francés al servicio de transporte bajo pedido, según la agencia de noticias AFP. Aunque aparentemente no está relacionado, el incidente se dio días después de las violentas protestas de taxistas contra Uber y servicios similares en la capital del país.

Thibaud Simphal, gerente general de Uber en Francia, y Pierre-Dimitri Gore-Coty, gerente general de Uber para Europa Occidental, fueron detenidos durante una audiencia con la policía francesa, según un portavoz de Uber.

"Siempre contestamos con gusto las preguntas que las autoridades tengan de nuestro servicio -- con la esperanza de resolver esos servicios", dijo el portavoz en un comunicado. "Esas discusiones aún están en marcha".

Francia no es el único país en Europa con el que Uber ha tenido problemas en sus intentos por expandir su servicio, el cual une a choferes con pasajeros a través de un app móvil. En varios países, como el Reino Unido, Bélgica, España, Alemania y Holanda, la empresa se ha instalado sin antes solicitar la autorización para operar de los gobiernos locales. Esa agresiva estrategia le ha ayudado a Uber crecer de ser una pequeña startup en San Francisco a una multinacional con servicio en 57 países. Pero también, esa estrategia ha enfurecido a las autoridades en muchos lugares.

Uber se ha enfrentado constantemente a las autoridades francesas el último año. La Asamblea Nacional francesa firmó una ley en septiembre que prohibía el uso de sistemas de GPS que las empresas de transporte utilizan para alertar a los usuarios de la cercanía de autos de alquiler -- que, en la práctica, afecta directamente al servicio de Uber; y en marzo, la policía allanó las oficinas de Uber en París. En abril, Uber comenzó a defenderse y presentó una queja contra Francia ante la Unión Europa, argumentando que el país viola la ley europea con su ataque contra los servicios de autos bajo pedido.

Sin embargo, las tensiones han seguido creciendo. Apenas la semana pasada, los taxistas franceses realizaron violentas protestas en la capital del país y unos 3,000 choferes bloquearon acceso a los aeropuertos parisinos. Durante el caos, unas 10 personas fueron arrestadas, siete policías sufrieron lesiones y 70 vehículos fueron dañados, según la AFP.

Algunas autoridades francesas y los taxistas dicen que Uber está operando un negocio ilegal de taxis y que no se adhiere a las mismas reglas y regulaciones que los taxis, lo cual significa que presenta una competencia desleal. Uber dice que no es un servicio de transportación o de taxis, sino un negocio tecnológico que opera una plataforma para móviles, en lugar de gestionar una flotilla de taxis.

Close
Drag