CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

Proveedor chino del iPhone X, bajo fuego por emplear estudiantes

Estudiantes chinos dicen que se vieron obligados a trabajar para Foxconn, el socio de manufactura de Apple, para graduarse de la escuela secundaria.

iphone-x-outside

El iPhone X se ha topado con varios problemas en la producción.

Sarah Tew/CNET

Foxconn, el principal proveedor de Apple en China usó a estudiantes ilegalmente para trabajar en la fabricación de piezas para el recién lanzado iPhone X, según reportó el Financial Times el martes.

Seis estudiantes de secundaria dijeron que trabajaban regularmente 11 horas al día para Foxconn, un socio manufacturero de Apple por mucho tiempo, en una fábrica en Zhengzhou. Los estudiantes son clasificados como pasantes, lo que hace que sus horas extraordinarias sean ilegales según la ley china, dijo el diario inglés.

Según los informes, un estudiante montó hasta 1,200 cámaras del iPhone X por día.

La demanda del iPhone X ha sido "fuera de serie", dice Apple, pero los problemas de suministro han plagado el lanzamiento del nuevo súper teléfono de la compañía, que salió a la venta a principios de este mes. Según los informes, los fabricantes no están construyendo los sensores 3D para la tecnología de cámara de reconocimiento facial del teléfono lo suficientemente rápido como para mantenerse al día, obligando a las fábricas a atraer más trabajadores.

Esta no es la primera vez que Foxconn ha sido objeto de escrutinio por sus prácticas laborales. En 2012, salieron a la luz informes de disturbios, suicidios y malas condiciones de trabajo en las fábricas de Foxconn, lo que obligó a Apple a solicitar la intervención de la Asociación de Empleo Justo para inspeccionar las condiciones de las fábricas de Foxconn.

"Apple se dedica a garantizar que todos en nuestra cadena de suministro sean tratados con la dignidad y el respeto que merecen", dijo un portavoz de Apple en un comunicado el martes. "Sabemos que nuestro trabajo nunca termina y continuaremos haciendo todo lo posible para tener un impacto positivo y proteger a los trabajadores en nuestra cadena de suministro".

Las acusaciones son doblemente problemáticas para Foxconn, ya que los estudiantes afirmaron que los obligaban a trabajar en la fábrica durante tres meses de "experiencia laboral" para poder graduarse.

En total, 3,000 estudiantes de 17 a 19 años de la Zhengzhou Urban Rail Transit School fueron enviados a trabajar en la fábrica en septiembre, según el Financial Times.

Apple y Foxconn confirmaron al diario que los estudiantes habían sido descubiertos trabajando horas extras y que estarían tomando medidas correctivas, pero negaron que los estudiantes fueran obligados a trabajar en la fábrica.

"Hemos confirmado que los estudiantes trabajaron voluntariamente, fueron compensados y proporcionaron beneficios, pero no se les debería haber permitido trabajar horas extras", le dijo un portavoz de Apple a CNET. La compañía tomó medidas rápidamente cuando descubrió el problema, dijo, y agregó que un equipo de especialistas estaba ahora en el sitio para garantizar que se cumplieran los estándares.

Una portavoz de Foxconn dijo en un comunicado que todos los estudiantes internos que trabajan en la empresa ingresan al programa de forma voluntaria y están plenamente informados de sus derechos, pero que algunos campus de la empresa no estaban siguiendo el procedimiento.

"Investigamos todos estos casos y confirmamos que, si bien todo el trabajo fue voluntario y se lo indemnizó de manera adecuada, los pasantes trabajaron horas extras en violación de nuestra política", dijo la portavoz. "Hemos tomado medidas para corregir la situación y continuaremos revisando regularmente el programa de pasantías para asegurarnos de que cumpla con todas las políticas y normas relevantes, y que esto no se repita".