CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología automotriz

5 formas en que los autos ahora son más peligrosos

Sí, los autos modernos son más seguros, pero no en todos los sentidos.

Volvo

Conduzco muchos autos y estoy sorprendido de cómo ha evolucionado su seguridad hasta el punto de que ahora nos alejamos caminando de un accidente que nos habría matado hace algunas décadas. Pero eso no significa que los autos modernos sean más seguros en todos los ámbitos: estas son las cinco formas en que noté que los autos se volvían más peligrosos al centrarse en las innovaciones de seguridad. 

Más peso

Los autos más pesados son excelentes si estás dentro de uno, no lo son tanto si uno de ellos te golpea. Un Accord Honda modelo 1976 pesaba alrededor de 860 kilogramos, pero el modelo 2018 pesa alrededor de 1,500 kilogramos. Un estudio de 2011, realizado por investigadores de la Universidad de Berkeley, en California, descubrió que por cada 450 kilogramos más de peso en el automóvil que golpea el tuyo, hay un aumento de 47 por ciento en la probabilidad de que mueras en el impacto. La ironía es que gran parte de este aumento de peso proviene de un aumento en el equipo de seguridad y diseño.

Mayor poder

Mientras que los autos se volvieron mucho más pesados, también se volvieron mucho más potentes, y la velocidad mata ––¡o al menos la rápida reducción involuntaria de la misma! Nuestras pruebas con el Accord de Honda, modelo 2018, tiene una relación de potencia a peso casi 50 por ciento más alta que el modelo de 1976, y ni siquiera estamos hablando de un automóvil de alto rendimiento. Encontrarás esta tendencia en casi todos los automóviles fabricados en las últimas décadas, y puede hacer que el conductor distraído se vuelva más peligroso en la medida que va más rápido.

Ventanas polarizadas

Parece que todos los autos traen un tinte polarizado en sus ventanas en la actualidad, desde trabajos caseros de dudosa fabricación e ilegales, hasta el vidrio de seguridad de fábrica que traen las SUVs y crossovers. El tinte profundo convierte a un automóvil en un objeto enorme y opaco que puede bloquear fácilmente la vista de una bicicleta, peatón u otro automóvil en el otro extremo. Y salir de una autopista por la lateral o de una calle hacia el tráfico es una cuestión de tronarte los nudillos cuando estás tratando de ver entre un par de vehículos con ventanas polarizadas de color oscuro.

Visibilidad reducida

Las grandes defensas traseras, los modelos muy altos y los pilares fabulosos y robustos dominan el diseño actual de los automóviles por razones que van desde generar mayores posibilidades de supervivencia en un accidente donde puedas volcar hasta por razones de aerodinámica y de estilo contemporáneo. Pero todos estos elementos conspiran para reducir la visibilidad hacia el exterior. Las cámaras han proliferado en los automóviles, pero no creo que sean un sustituto fiel de la visibilidad orgánica. Tal vez es por eso que Jaguar Land Rover ha estado desarrollando una forma de hacer que los pilares prácticamente desaparezcan mientras conduces.

Distracciones

No importa los dispositivos móviles que subamos a nuestros automóviles, la realidad es que los autos en sí mismos nunca dejan de presentar una variedad de textos en sus pantallas, objetos visuales y menús que nos piden que les prestemos atención. 

La naturaleza de la electrónica es proporcionar experiencia de usuario a través de software, y la naturaleza del software es agregar más interactividad porque es más sencillo. La intersección de esa distracción, incorporada con los cuatro factores anteriores en mi lista, hace que las consecuencias de la distracción sean aún mayores. Y te preguntas por qué los autos autónomos están llegando.