CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cómo hacer tu declaración de impuestos 2020 por Internet El mejor software para la declaración de impuestos Eternals Fraude por intercambio de SIM Sex Education temporada 2 Dispositivos que quieren leer tu mente

8 formas de medir tu estado físico que no tienen que ver con tu frecuencia cardíaca

Aunque anticuados, un lápiz y un papel pueden hacer maravillas por tu estado físico.

01-fitbit-versa-lite-versus-fitbit-inspire

Para la mayoría de estas mediciones ni siquiera necesitas un reloj inteligente o un monitor de actividad física.

Sarah Tew/CNET

Tu frecuencia cardíaca es importante, de eso no cabe duda. Qué tan rápido o lento late tu corazón durante el ejercicio y en estado reposo puede decirte mucho sobre tu salud y estado físico, pero no es la única manera de determinar qué tan en forma te encuentras.

Para obtener una imagen más completa de tu salud y estado físico, trata de monitorear las ocho mediciones que te presentamos a continuación.

VO2 máx

Tu VO2 máx tiene que ver con qué tan bien utilizas el oxígeno durante el ejercicio. Usado correctamente, el VO2 máx puede servir como un mejor indicador de condición física que tu frecuencia cardíaca, porque básicamente puede decirte en qué punto tu cuerpo ya no puede hacer más esfuerzo.

Cómo medirlo: la mejor manera de probar y monitorear tu VO2 máx es en un laboratorio o una clínica de salud, pero hay algo que puedes probar y que es más accesible. PAI Health ha desarrollado un programa para mejorar el VO2 máx utilizando datos de uno de los mayores estudios de salud jamás realizados. Puedes conectar la aplicación PAI a tu Apple Watch u otro dispositivo portátil para monitorear tu VO2 máx.

Reproduciendo: Mira esto: Haz ejercicio en la comodidad de tu hogar con esta máquina...
1:51

Composición corporal

La composición corporal se refiere a los diversos porcentajes de masa que componen tu cuerpo. Muchas personas creen que eso solo significa masa grasa y masa magra, pero un verdadero análisis de composición corporal proporciona cifras de grasa subcutánea, grasa visceral, masa de agua, masa ósea y masa muscular magra. Como seguro te imaginas, un menor porcentaje de grasa por lo general equivale a un cuerpo más saludable, aunque eso no es cierto en todos los casos.

Cómo medirla: DEXA, análisis de impedancia bioeléctrica (BIA), espectroscopía de bioimpedancia (BIS), Bod Pods, pesaje hidrostático y escáneres corporales en 3-D son excelentes formas de medir y monitorear tu composición corporal. Si eres miembro de un gimnasio, pregunta qué equipos tienen disponibles para esta medición. Si tu gimnasio no los tiene, busca un lugar que haga pruebas de composición corporal cerca de tu hogar.

Algunas básculas inteligentes también ofrecen análisis de composición corporal, pero podrían no ser tan precisas como esperas.

Siempre y cuando uses todo el tiempo las mismas herramientas para medirte, tus avances se reflejarán con precisión. Incluso los viejos calibradores de pliegues cutáneos funcionan si los empleas de manera continua. Pero si usas calibradores de pliegues cutáneos de vez en cuando y los combinas con un escaneo corporal en 3-D, no esperes obtener una medición precisa.

Sueño profundo

Sabemos que duermes, pero ¿lo haces profundamente? La distinción es importante: necesitas sueño profundo para despertar sintiéndote renovado y lleno de energía, porque es en ese momento cuando se produce una disminución de tus latidos cardíacos, tu respiración y tus ondas cerebrales. La falta de sueño ocasiona todo tipo de cambios fisiológicos en tu cuerpo y hace que sientas más difícil practicar un ejercicio. Una noche de mal sueño puede incluso disminuir tu resistencia física.

Cómo medirlo: si tienes dinero suficiente, puedes invertir en una cama inteligente que monitoree tu ciclo de sueño y ajuste automáticamente la configuración del colchón durante la noche para que puedas dormir lo mejor posible. De lo contrario, puedes usar un Fitbit, que monitorea con bastante precisión el sueño profundo, o probar con otro dispositivo o aplicación de monitoreo de sueño.

Velocidad

Los seres humanos no fueron creados para ser veloces, aunque los récords mundiales de algunos corredores podrían convencerme de lo contrario. Como corredor, pocas cosas se comparan con la sensación que me produce superar un viejo récord personal en una carrera de 400 metros o un kilómetro. De hecho, considero que la velocidad es uno de los principales determinantes del estado físico en mi caso, pues es esencial para las actividades que realizo: correr y CrossFit.

Cómo medirlo: puedes usar una computadora portátil para registrar tus tiempos, pero con tantas buenas aplicaciones y dispositivos existentes que monitorean tus tiempos al correr y tu actividad física, no hay necesidad.

Fuerza

Llevar un registro de tus entrenamientos de fuerza es sin duda una de las mejores formas de medir los avances en tu estado físico, pues te ayudará a monitorear mediciones como cuánto peso puedes levantar en sentadillas y cuánto en prensa de hombros.

Estos factores son fundamentales porque tienen un correlato en tu vida cotidiana: mientras más peso muerto puedas levantar (correctamente, claro), más fácil te será levantar del suelo objetos pesados, como muebles, en situaciones cotidianas.

Cómo medirla: la fuerza es un factor que aún me gusta registrar a mano. No he encontrado una aplicación que me entusiasme, por lo que por el momento me basta con un lápiz y un cuaderno. Sin embargo, existen diversas aplicaciones que monitorean la fuerza. Strong es la mejor de las que he probado. O bien, puedes probar estos shorts de compresión que te dicen qué tan duro trabajan tus músculos (enlace en inglés).

gettyimages-568776063

Llevar un registro de tus repeticiones, series y pesos durante los entrenamientos de fuerza es una de las mejores formas de monitorear los avances en tu estado físico.

Hero Images / Getty Images

Resistencia

La resistencia es otra medición importante para los corredores (y una en la que los seres humanos sí están diseñados para ser buenos). Tiene que ver con tu capacidad de "mantener un esfuerzo o actividad fatigosa de manera prolongada", según el diccionario Merriam-Webster. En otras palabras, la resistencia es cuánto tiempo puedes hacer algo difícil, como correr o contener la respiración.

Cómo medirla: una vez más, una aplicación de monitoreo para corredores o un reloj inteligente que mida tu estado físico es tu mejor opción para hacer seguimiento a las mejoras en tu resistencia. Me encanta Nike+ Run Club, que registra la distancia recorrida, el tiempo total, la elevación, el ritmo promedio y mucho más. Al revisar tus datos pasados, podrás ver fácilmente las tendencias de tu resistencia a lo largo del tiempo. Si deseas monitorear tu resistencia en otras actividades, como el ciclismo, dale un vistazo a Strava.

Lee más: Mis audífonos inalámbricos favoritos para trabajar y entrenar

Productividad

Pocas cosas afectan tanto a los trabajadores modernos como el agotamiento (¡es un diagnóstico real!). La salud y la productividad están inversamente relacionadas: una mala salud produce bajos niveles de energía y baja productividad, mientras que la baja productividad puede dañar tu salud mental, en especial si eres propenso a pensamientos del tipo "No estoy haciendo lo suficiente". Y por si esto no bastara, una pérdida de productividad también puede llevarte a sentirte amargado por hacer ejercicio.

Cómo medirla: usa una herramienta de monitoreo de tiempo en tu computadora para averiguar cuánto tiempo pasas realizando ciertas tareas y cuánto tiempo trabajas a diario. Presta atención a indicios como, por ejemplo, si te pasas horas revisando el correo electrónico, ya que pueden distraerte y llevar a una baja productividad (los seres humanos somos realmente terribles para hacer muchas cosas al mismo tiempo, aunque nos esforcemos).

Nivel de felicidad

La salud abarca mucho más que los cambios físicos que podemos ver o sentir. También comprende cambios psicológicos, que incluyen niveles de estrés y emociones: la conexión entre mente y cuerpo es algo real, y no es ningún secreto que las personas que hacen ejercicio tienden a ser más felices, al igual que las personas que comen sano la mayor parte del tiempo.

Cómo medirlo: utiliza un diario para llevar un registro de cómo te sientes. Escribir a mano ayuda a mantener en forma tu cerebro y aumenta su actividad neuronal en ciertas secciones transversales que no se estimulan cuando escribes en un teclado. Además, el simple acto de escribir puede hacerte más feliz. Si no tienes tiempo para escribir a diario, intenta hacerlo al menos una vez por semana.