Force Touch traería un cambio 'significativo' al próximo iPhone

Según el analista Ming-Chi Kuo, el próximo iPhone, que podría ser iPhone 7 y no iPhone 6S, incorporará una tecnología que detecta la presión de tu tacto.

El próximo iPhone podría ser un salto significativo frente al actual, dice un analistaFoto de Sarah Tew/CNET

El iPhone de este año podría ver uno de sus mayores cambios a la fecha, según un analista especializado en temas de Apple.

Durante el evento de Apple Watch el mes pasado, Apple dio a conocer un nuevo tipo de panel táctil para su nueva MacBook Pro de 12 pulgadas con pantalla Retina. Apodado Force Touch, el nuevo trackpad es sensible a la presión, por lo que responde de forma diferente dependiendo de la fuerza con la que se toca la superficie. El Apple Watch también está equipado con Force Touch.

Esa misma tecnología llegará a la pantalla del próximo iPhone, según el Wall Street Journal y otras fuentes, incluyendo el analista de KGI Securities, Ming-Chi Kuo.

En una nota a inversionistas divulgada el jueves y recogida por AppleInsider, Kuo dijo que Force Touch será "el cambio más significativo" para la interfaz del iPhone hasta la fecha - tan significativo que Apple podría incluso llamar el modelo de este año iPhone 7 y no iPhone 6S.

Apple normalmente lanza un modelo nuevo de iPhone cada dos años, con una actualización de menor importancia en los años intermedios. La práctica se ha vuelto tan común, que los analistas y los usuarios han llegado a esperar sólo pequeñas mejoras y algunas nuevas características para la serie iPhone S como ocurrió con el iPhone 5S del año pasado. Pero la adición de Force Touch de hecho alteraría la manera en que funciona la interfaz táctil - no sólo resultando en una mejora importante, sino también dando al iPhone una ventaja competitiva sobre los teléfonos rivales.

En lugar de limitarse a sólo detectar la presión de un toque, Force Touch del iPhone podría funcionar de manera un poco diferente, según Kuo.

"Creemos que el sensor Force Touch del iPhone no detecta directamente la presión aplicada por los dedos", dijo Kuo. "En lugar de ello, sigue de cerca el área de contacto en la que el dedo toca la pantalla para decidir de qué tamaño es la presión".

El analista dijo que cree que Force Touch en el iPhone utilizará tecnología capacitiva, que responde a las propiedades conductoras eléctricas de tu dedo, permitiendo así un toque más ligero. El sensor Force Touch sí sería colocado bajo la luz de fondo del panel táctil del teléfono. Un panel táctil de células combina los sensores de contacto del teléfono directamente con la pantalla de LCD en una sola capa, lo que ahorra espacio en el teléfono.

Kuo también dijo que espera que los iPhones de este año sigan con el mismo tamaño de pantalla de los iPhone 6 y iPhone 6 Plus: 4.7 pulgadas y 5.5 pulgadas respectivamente. Algunos rumores han sugerido que Apple podría desvelar un modelo de 4 pulgadas para los consumidores que no quieren un teléfono tan grande.

Kuo no ve un nuevo teléfono de 4 pulgadas en su bola de cristal, pero dijo que el iPhone 5S, que tiene una pantalla de 4 pulgadas, podría ser presentado de nuevo con una cubierta trasera de plástico. Eso crearía un dispositivo de bajo costo para los consumidores conscientes de su presupuesto que prefieren un teléfono más pequeño.

Una portavoz de Apple declinó la solicitud de CNET para hacer comentarios.

Close
Drag