guía de compras navideñas

Una probadita a los nuevos Fitbit: Charge, Charge HR y Surge

Fitbit presentará tres dispositivos a finales de año, dos de los cuales llegarán al mercado a principios de 2015 y contienen un sensor para monitorizar tu ritmo cardíaco todo el día.

Fitbit es el líder indiscutible del mercado de bandas de actividad física. No obstante, la compañía se ha mantenido completamente callada en 2014. Ahora, como había apuntado información filtrada, la empresa espera pronunciarse a finales de este año con tres nuevos productos. Los precios de estos nuevos dispositivos van desde US$130 a US$250.

Dos de ellos, la Charge HR y la Surge, contienen un monitor cardíaco que dura todo el día; llegarán al mercado a principios de 2015.

fitbit-charge-hr-surge-product-photos52.jpg
Desde la izquierda: Fitbit Charge, Charge HR y Surge.Foto de Sarah Tew/CNET

Para este otoño, el único producto de Fitbit que llegará a las tiendas es el Charge. Tuve la oportunidad de ver estos tres aparatos en las oficinas de CNET y probarlos para ver sus tamaños.

Fitbit Charge: al fin, un reemplazo para Fitbit Force

Estas son las buenas noticias acerca de la Fitbit Charge, la más barata de las tres bandas: si has extrañado la banda de actividad física Fitbit Force, una banda con acelerómetro incorporado con una pantalla OLED que fue retirada de las tiendas por reportes de reacciones alérgicas en la piel, te alegrará saber que esta nueva banda es casi lo mismo. Estará disponible en noviembre.

fitbit-charge-hr-surge-product-photos41.jpg
La Fitbit Charge es, básicamente, un reemplazo de la Fitbit Force.Foto de Sarah Tew/CNET

La Fitbit Charge tiene la misma pantalla OLED horizontal y un botón lateral que es un poco más ancho que el del modelo anterior. La banda se ha rediseñado con nuevos materiales, y con unos nuevos dientes de ajuste que Fitbit afirma no se despegarán tan fácilmente (muchos de nosotros en CNET perdimos nuestra banda el año pasado cuando se desconectaron las bandas y se cayeron de nuestras muñecas).

La Charge tiene un monitor automático de sueño, similar a lo que ofrecen productos como Misfit Shine. Y, la Charge finalmente tiene un identificador de llamadas (caller ID) que funciona mejor cuando se le sincroniza con teléfonos con iOS, Android y Windows (ésta era una característica que se prometió pero que nunca llegó en la Fitbit Force). La banda dura siete días con una sola sesión de recarga, una duración que no es tan buena como la de otras bandas de actividad física como Shine y Jawbone Up24.

Con un precio de US$130, sin embargo, este dispositivo es un poco caro si tomamos en cuenta que es un podómetro ensalzado. Las bandas físicas con podómetro en el mercado han estado reduciendo los precios.

Fitbit Charge HR: el monitor de ritmo cardíaco que vale la pena esperar

fitbit-charge-hr-surge-product-photos03.jpg
Foto de Sarah Tew/CNET

La Fitbit Charge HR es, básicamente, la Charge a la que se le ha añadido un monitor óptico de ritmo cardíaco en la parte trasera. Tiene casi la misma apariencia, con la excepción de que la Charge HR usa una hebilla convencional de reloj en vez de dientes de ajuste. Fitbit promete que Charge HR durará 5 días aún cuando el aparato esté monitorizando tu ritmo cardíaco de manera continua, hasta cuando estás durmiendo. La monitorización continua, durante todo el día, es algo que la mayoría de las bandas de actividad física no son capaces de hacer.

Recomiendo que no compres la Charge y esperes a que llegue la Charge HR. Cuesta US$20 menos, para un total de US$150. Además de que te da una sensación similar a la Charge, la Charge HR tiene la capacidad de monitorizar tu ritmo cardíaco durante todo el día -- y esto vale la pena esperar. Llamada PurePulse, esta función puede monitorizar tu ritmo cardíaco si estás despierto o dormido, y transfiere estos datos al app de Fitbit. El ritmo cardíaco en reposo se calcula cuando estás durmiendo, y se usa para generar datos sobre la frecuencia de ritmo cardíaco que se quiere alcanzar durante las sesiones de ejercicios.

fitbit-charge-hr-surge-product-photos05.jpg
Foto de Sarah Tew/CNET

Los datos de la PurePulse se pueden utilizar para calcular cuántas calorías se queman durante actividades físicas que no activan el acelerómetro, como montar una bicicleta estacionaria. La Charge HR puede monitorizar actividades como caminar, correr, ir en bicicleta, levantar pesas, esquiar y hacer yoga. La Charge HR puede monitorizar estas actividades con distintos algoritmos para maximizar la precisión del conteo de las calorías quemadas.

Por supuesto, no tuve la oportunidad de realizar estas actividades cuando puse a prueba la Charge HR en nuestras oficinas. Sin embargo, la banda pudo leer rápidamente mi ritmo cardíaco y una vez que tenía este registro, la banda era fácilmente accesible cada vez que quería ver los datos.

Fitbit Surge: una banda de actividad física más cara

fitbit-charge-hr-surge-product-photos35.jpg
Foto de Sarah Tew/CNET

El producto de Fitbit más grande y costoso es la Fitbit Surge: un reloj inteligente de actividad física con una pantalla táctil capacitiva LCD y botones laterales, un GPS integrado, y la habilidad de identificar llamadas y recibir mensajes de textos desde un teléfono conectado. La Surge es resistente al agua y, como la Charge HR, puede monitorizar el ritmo cardíaco de manera continua. Llegará al mercado a principios de 2015 y tendrá un precio de US$250.

Las principales ventajas de Surge parecen estar dirigidas a los corredores: debido a que tiene su propio GPS, como algunos relojes para corredores como el Times Ironman One GPS+ y el Adidas MiCoach Smart Run (y el Sony Smartwatch que está pronto a salir). Así, podrías salir a correr y monitorizar la distancia que has recorrido y dónde has estado.

Los botones extra y la pantalla ayudan a monitorizar mejor tus sesiones de ejercicio. Una función para la música te permite reproducir, pausar y saltarte canciones desde tu teléfono conectado. La pantalla del reloj es rápida, pero los botones laterales función principalmente para iniciar y finalizar sesiones de ejercicios, y no para cambiar de modalidades -- algo que resulta un poco confuso.

fitbit-charge-hr-surge-product-photos22.jpg
Foto de Sarah Tew/CNET

Como la Charge HR, la Surge dura cinco días con una sola recarga, o hasta 5 horas si también se usa el GPS. La Surge tiene también más sensores: tiene un acelerómetro de tres ejes, GPS y monitorización óptica de ritmo cardíaco, además de un giroscopio y de un compás.

La Surge se sintió un poco bultosa en mi muñeca: la banda es ancha, y su diseño en forma de cuña se siente más voluminoso que la Basis Peak, un reloj inteligente de actividad física similar.

La Peak, con un precio de US$200, parece ser el rival más inmediato de Fitbit Force: como la Surge, la Peak puede monitorizar tu ritmo cardíaco de manera continua y promete tener funciones de entrenamiento y orientación en las actividades físicas. La Peak no tiene GPS, pero afirma ser resistente al agua. Llegará a las tiendas en EE.UU. en noviembre, mientras, la Surge de Fitbit llegará al mercado el próximo año en una fecha quizá muy cercana al lanzamiento del Apple Watch.

El añadir la monitorización del ritmo cardíaco a uno de sus productos tine lógica, pero sólo si se hace correctamente y si en realidad puede ayudarnos y orientarnos en nuestras metas de actividad física. Aún tenemos que ver cómo se desempeña cuando lo podamos poner a prueba; los sensores ópticos de ritmo cardíaco no tienen un buen historial de funcionamiento hasta el momento. Pero, para la mayoría de las personas, la Charge HR parece ser la opción más factible de los tres productos que Fitbit presentará.

Hay que considerar cuán abarrotado estará el mercado de los monitores cardíacos en 2015. Pero Fitbit parece tener el mejor chance de presentar el producto que se acomode más a los gustos y necesidades de los usuarios.