CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Deportes

La final de la Libertadores se jugará en Madrid, Boca no lo aprueba y las redes tampoco

El partido entre River Plate y Boca Juniors se realizará en el Santiago Bernabéu, casa del Real Madrid. Por primera vez, el torneo sudamericano se definirá en Europa. La decisión no gusta en los fanáticos.

El mejor de América se decidirá en Europa. Sólo faltó que se jugara el 12 de octubre para que la ironía fuera completa.

Como sea, ya tenemos fecha y sede para decidir al campeón de la Copa Libertadores de América: el 9 de de diciembre en el Santiago Bernabéu.

Así lo anunció la Conmebol este jueves. 

Como se recordará, el pasado sábado se suspendió el partido de la final que enfrenta a los mejores equipos de Sudamérica por incidentes afuera del estadio Monumental, sede de River Plate.

Algunos jugadores sufrieron cortes menores y asfixia por los gases lacrimógenos que la policía utilizó contra el público en las calles. 

En un principio se especuló que Emiratos Árabes Unidos sería el lugar donde se celebraría el segundo encuentro y la noticia no fue bien acogida por los fanáticos. 

Que el partido se celebre en la casa del actual campeón de la Champions League también ha generado comentarios negativos, pero nadie esperaba que el primero que se mostrara en contra fuera el propio Boca Juniors.

"El club insiste en que, habiendo quedado acreditado con pruebas concluyentes el brutal ataque al micro del plantel sufrido el pasado 24 de noviembre de 2018 (...) no cabe otra sanción que la solicitada en nuestras presentaciones", dice un comunicado del club

Boca interpondrá recursos ante la Cámara de Apelaciones y el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) para que se dé la final como terminada y se le acredite como el campeón de la Libertadores. 

Mientras tanto, en las redes, las opiniones están todas en contra de la Conmebol.

Habrá que esperar el dictamen de los recursos de Boca Juniors para saber si este es el capítulo final en cuanto a la novela de la sede del partido o si, por el contrario, el culebrón se alarga.