CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

Adiós, Galaxy Note 7: Samsung hace oficial el fin del defectuoso teléfono

La compañía había detenido temporalmente la producción del teléfono, pero ahora ha hecho oficial que el dispositivo no volverá a las tiendas.

Reproduciendo: Mira esto: El Galaxy Note 7 pasa a mejor vida
1:56

El Galaxy Note 7 ha hecho su último acto.

El drama protagonizado por el teléfono móvil defectuoso de Samsung ha llegado a su fin. La telenovela que comenzó a finales de agosto con la primera recogida de los dispositivos con problemas en su batería ha llegado a su desenlace una vez que la compañía ha decidido paralizar por completo su producción.

En un comunicado enviado mediante correo electrónico el martes la empresa dijo que estaba tomando esta drástica medida por el beneficio de los consumidores. "Hemos detenido las ventas y el reemplazo del Galaxy Note 7 y hemos decidido parar la producción", dijo un portavoz de la compañía.

La noticia llega solo un día después de que Samsung decidiera pausar la producción, diciendo que estaban "temporalmente ajustando los envíos del Galaxy Note 7 para tomar más medidas en materia de calidad y seguridad", de pedir a las operadoras y demás tiendas que paralizaran las ventas y a los usuarios que apagaran sus dispositivos y los devolvieran.

Desde su lanzamiento en agosto, EE.UU. y Corea del Sur han sido los dos países en los que más drama ha habido por los teléfonos defectuosos de la compañía, que han explotado o se han incendiado en las manos de algunos usuarios. El último episodio que además tiene un video en YouTube fue el del un Note 7 incendiándose en un Burger King en Corea del Sur.

Después de una primera recogida Samsung comenzó a enviar a principios de mes a los principales mercados los nuevos Galaxy Note 7, que incluían una caja con un sello que indicaba que se trataba de una versión segura del teléfono, y que además cambiaban el símbolo de la batería en la pantalla del color blanco tradicional al verde, para transmitir una sensación de calma a los usuarios.

El lunes varias operadoras del mundo comenzaron a mostrarse cautas ante el Galaxy Note 7 y en EE.UU. particularmente Verizon, Sprint y U.S.Cellular indicaron que no volverían a colocarlo a la venta. Previamente AT&T y T-Mobile ya habían anunciado programas de reemplazo para que los usuarios pudieran cambiar su dispositivo defectuoso por cualquier otro teléfono.