CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Eventos deportivos

La fiebre mundialista en Tokio provocó una crisis... en las cañerías

Cuando es el turno de que tu país juegue en la Copa del Mundo, no te mueves del televisor hasta el medio tiempo, ¿cierto?

Tokio, la capital de Japón, revolotea con nerviosa excitación. Es el debut japonés en la Copa Mundial 2018. Tu primer juego es contra Colombia. Nunca los has vencido antes. Ningún país asiático ha derrotado a un país sudamericano en la Copa del Mundo. Nunca.

Suena el silbato.

Y ¡PENAL! Tres minutos después, el colombiano Sánchez bloquea a propósito un tiro con la mano y el árbitro lo castiga con una tarjeta roja.

Kagawa, de Japón, se acerca para tomar el penal. Con un movimiento contundente, apunta hacia la mitad, y lo logra... Japón explota. El marcador: 1-0. Increíble.

Los japoneses lo están haciendo bien. Se acerca la mitad del tiempo. Faltan apenas minutos. Un trago para recuperar los fluidos perdidos por el calor de la emoción.

No le vayan a dar un tiro libre a Colombia.

Los corazones se detienen. Quintero alinea la pelota; barre el balón hacia el poste cercano y ... se cuela bajo los brazos del portero japonés.

No es la mejor, pero tampoco la peor manera de entrar en el medio tiempo. Y con su aplauso, llegó el sonido de un millón de tirones a la cadena del baño, cuando los espectadores en Tokio que veían el partido en vivo corrieron para hacer sus necesidades durante el medio tiempo. El consumo de agua se disparó un alarmante 24 por ciento en la ciudad, reportó el Japan Times este fin de semana.

"Suponemos que eso se debió a que muchas personas retrasaron su visita al baño", dijo un funcionario al Times. La oficina de obras sanitarias, anticipándose a la lluvia de inodoros, ajustó la oferta y la presión de la ciudad en consecuencia para evitar una catástrofe, según el Times.

¡Rápido! El juego ya empezó otra vez. De vuelta todos frente al televisor. Empieza la segunda mitad. Japón parece estar a cargo. El tiempo avanza. Pero aún así, parece que no pueden anotar. Hasta que llega un tiro de esquina. Honda lo levanta. Pie izquierdo, alejándose del portero de Colombia. Osako salta, Osako vence a tres defensas, Osako mira el balón. ¡¡¡¡GOOOOOLLL!!! 

Japón se convirtió así en la primera nación asiática en vencer a un equipo de Sudamérica. Y Tokio, deleitándose con la gloria que su equipo ha traído a su país, se dirige al baño una vez más, esta vez provocando un enorme salto del 50 por ciento en el uso del agua, rompiendo marcas personales en todo.

CALENDARIO: Todos los partidos de Rusia 2018

RUSIA 2018: Toda nuestra cobertura del Mundial 2018