CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

¡Felices 10 años, iPhone! Comparamos tu primera cámara con la más reciente

En el décimo aniversario del iPhone, salimos a tomar fotos por San Francisco para ver, con algo de nostalgia, cómo eran las de 2 megapixeles del original, y cómo son las del 7 Plus y sus 12 megapixeles.

Las comparaciones son odiosas, y más si hablamos de un teléfono que recién ha cumplido una década de existencia en relación con uno que tiene apenas unos meses de vida.

El iPhone original, que vio la luz del sol hace 10 años de la mano del mismísimo Steve Jobs, fue revolucionario en su momento: redefinió la categoría de lo que eran los teléfonos que, hasta esa fecha, se limitaban a hacer llamadas, enviar mensajes y no mucho más. Con el iPhone, Jobs puso a disposición de las masas una pequeña computadora portátil de bolsillo, con pantalla táctil, una interfaz muy amigable y la posibilidad de navegar en la web. Año tras año, cada iPhone incorpora nuevas tecnologías (y abandona antiguas) que hacen que este celular esté siempre en la boca de todos.

Y así como el teléfono ha evolucionado mucho a lo largo de los años, su cámara también ha ido mejorando: sus 2 megapixeles se transformaron en los 12 actuales de una cámara que cuenta con sensores especiales, como una cámara telefoto extra, estabilización de imagen óptica, apertura f/1.8, zoom óptico y digital, etc.

Si observamos simplemente las fotos digitales, nos sorprendería la falta de diferencias significativas. No obstante, recordemos que, bajo las condiciones ideales de luz, no tendría por qué haber grandes problemas. También consideremos otra cuestión: la de la impresión física de estas fotos.

Una imagen de 2 megapixeles tiene una resolución de 1,600 x 1,200 pixeles, lo que da como resultado fotos pequeñas de 12 x 17 centímetros, mientras que 12 megapixeles permiten imágenes reales de más de 36 x 24 centímetros, dada su resolución de 4,300 x 2,900 pixeles. Por lo tanto, nuestra experiencia cambiaría si imprimiéramos copias físicas de estas fotos para disfrutarlas en el mundo real.

Y, claro, los pixeles no son todo. Con el paso de los años, Apple ha incorporado más y más tecnología en sus cámaras. Con el iPhone 7 Plus, que es el más reciente, la cámara no está sola, sino que viene acompañada de un telefoto que se aproxima hasta 2x sin distorsionarse de forma óptica, y que puede llegar hasta 10x de forma digital.

La doble cámara funciona en conjunto para lograr tomas más nítidas, con gran nivel de detalle, y para presumir efectos como el denominado "bokeh" de fondos distorsionados y figuras en foco en primer plano.

El iPhone original, como era de esperarse para la época, carecía de efectos especiales y no incluía las opciones actuales de modo retrato, HDR, foto cuadrada o rectangular y, sin ir más lejos, no tomaba selfies (para ser justos, ni siquiera estaban de moda en 2007) ni capturaba video.

Lo que hoy en día nos puede parecer una cámara básica fue un gran avance para la época. Si comparamos sus resultados con fotos digitales de teléfonos de gama media hoy en día, no se queda, para nada, atrás.

Por supuesto, cuando las condiciones distan de ser las ideales, la cámara de hace 10 años atrás falla, sobre todo en interiores, o cuando intentamos lograr composiciones con gran profundidad de campo, o en interiores iluminados con luz artificial.

Reproduciendo: Mira esto: La doble cámara del iPhone 7 Plus en acción
2:57

Desde su nacimiento, el iPhone ha vendido más de mil millones de unidades en el mundo entero, y goza de una posición dominante en el mercado estadounidense. ¡Y lo que le espera! Tan solo este año, auguramos un nuevo modelo de iPhone que, según los rumores, volverá a revolucionar el mercado.