FCC multa a AT&T por US$100 millones por prácticas engañosas

La agencia federal acusa a la operadora telefónica de no informar adecuadamente a sus clientes que reduce la velocidad de su plan de datos ilimitados cuando estos consumen una cierta cuota mensual.

La Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. (FCC por sus siglas en inglés) le impondrá una multa de US$100 millones a AT&T por engañar a sus clientes acerca de sus planes de datos ilimitados para dispositivos móviles.

Foto de CNET/Marguerite Reardon

La FCC alega que AT&T disminuyó la velocidad de datos a los suscriptores del servicio de datos ilimitados cuando estos excedían más de 5GB de datos al mes. AT&T, dijo la agencia, redujo las velocidades de datos a 512 kilobits por segundo, que representa el 5 por ciento de la velocidad que promociona en sus anuncios del servicio 4G LTE. La operadora, según la FCC, tampoco notificó a sus clientes de que podrían recibir velocidades menores a las anunciadas.

Al "categorizar falsamente" estos planes de datos ilimitados, AT&T está quebrantando la Ley de la Transparencia del Internet Abierto de 2010 (2010 Open Internet Transparency Rule), dijo la FCC. La agencia también alega que la telefónica no le informó a sus clientes de una manera satisfactoria de la velocidad máxima que podían recibir.

"Los consumidores merecen recibir lo que pagan", dijo Tom Wheeler, el director de la FCC, en un comunicado. "Los proveedores de banda ancha deben ser directos y transparentes acerca de los servicios que ofrecen. La FCC no se va a quedar con los brazos cruzados mientras que los consumidores son engañados por materiales de mercadeo engañosos y una divulgación insuficiente".

AT&T dice que ha notificado a sus consumidores acerca de sus reglas en varias formas. Dijo también que la FCC parecía haber encontrado que esta práctica estaba dentro del marco de la ley.

"Disputaremos vigorosamente las aseveraciones de la FCC", dijo la empresa en un comunicado. "La FCC ha identificado específicamente esta práctica como una forma legítima y razonable de gestionar los recursos de la red para el beneficio de todos los clientes, y ha sabido desde hace años que la usan todas las principales operadoras".

AT&T comenzó a ofrecer planes ilimitados en 2007, y dejó de ofrecerlos a sus clientes nuevos en 2010. Desde entonces, la empresa ha permitido que los clientes existentes conserven sus planes ilimitados, pero en 2011 la empresa echó a andar una política a través de la cual limitaría la velocidad de los datos cuando sus clientes alcanzaran un cierto nivel de uso.

La política, llamada en inglés "Maximum Bit Policy" (Política de bits máximos), le pone un límite a las velocidades de datos máximas para los clientes con planes ilimitados después de que usan una cantidad de datos dentro de su ciclo de facturación. La FCC dice que las velocidades empleadas tras esos límites fueron mucho más lentas de las velocidades normales de red promovidas por AT&T y, por lo tanto, afectaron significativamente la capacidad de los clientes de AT&T de acceder Internet o usar aplicaciones, como ver videos de streaming y el acceso a páginas Web por el resto de su ciclo de facturación.

La FCC dice que ha recibido miles de quejas de los clientes de los planes de datos ilimitados de AT&T, que dicen que se sintieron engañados por las políticas de la empresa. Los clientes también se quejaron de no poder cancelar el servicio sin tener que pagar las cuotas por la cancelación temprana.

La Comisión Federal de Comercio de EE.UU. demandó a AT&T en octubre de 2014 por este mismo asunto, también alegando que la política era engañosa.

Close
Drag