El FBI recibiría ayuda de firma israelí para 'hackear' el iPhone de San Bernardino

Si una compañía de Israel logra ayudar al FBI a desbloquear el teléfono involucrado en la investigación del atentado terrorista ocurrido en California en diciembre, Apple podría verse liberado de la presión.

Foto de James Martin/CNET

El FBI decidió el lunes que podría no necesitar la ayuda de Apple para desbloquear un iPhone 5c utilizado por el terrorista de San Bernardino, California, Syed Farook. Y ahora podemos saber por qué.

Cellebrite, una empresa israelí privada que se especializa en la transferencia o la extracción de datos de móviles, está ayudando al FBI a desbloquear el iPhone, según un informe publicado en el diario Yedioth Ahronoth el miércoles. Si su método tiene éxito, el FBI ya no necesitaría la ayuda de Apple con el iPhone, dijeron fuentes anónimas de la industria al periódico.

Apple y el FBI debían enfrentarse en una corte el martes con el fin de resolver la disputa sobre ese teléfono. Apple se negó a cumplir con una orden judicial exigiendo que creara una versión especial de su software iOS que comprometa la seguridad del iPhone. Hubo rumores de que los ingenieros de Apple podrían negarse a llevar a cabo el proyecto, pero al final la fecha de audiencia fue aplazada después de que el FBI creyó haber encontrado la manera de desbloquear el iPhone sin la ayuda de Apple.

Es demasiado pronto para declarar una victoria legal, dijeron los abogados de Apple el martes. Si la técnica alternativa no tiene éxito, ambas partes se encontrarán en la corte después de todo.

El FBI insiste que esto es un evento aislado. Apple, sin embargo, ha dicho que se trata de un tema más amplio y que se extiende a la protección de datos de los consumidores.

De hecho, Apple se está concentrando en reforzar su cifrado de información. Con la última versión de iOS, liberada el lunes, los datos de iCloud serán encriptados contra el código de acceso de un usuario cuando tienen activada la autenticación de dos factores.

Esto es exactamente lo contrario de lo que el FBI quiere que haga Apple. El FBI solicitó a Apple que le facilitara un método para desactivar la función de autoborrado cuando un iPhone es hackeado. Y eso es lo que necesitará hacer Cellebrite.

Con sede en Tel Aviv, la compañía hace una gama de productos de datos móviles utilizados por los militares, la policía y empresas de seguridad bajo el nombre de UFED. Estos productos, según su sitio Web, "permiten la extracción bit por bit y la decodificación y análisis en profundidad de los datos de miles de dispositivos móviles".

Uno de los dispositivos de la compañía, el UFED Touch, se puede utilizar para evitar el patrón de bloqueo, PIN o pasaporte en teléfonos Android. También ofrece un "apoyo más amplio para la extracción y decodificación de dispositivos de Apple".

"No puedo ofrecer cualquier comentario sobre este caso en particular", dijo un portavoz de Cellebrite. "Ellos han trabajado con el FBI en el pasado, y eso es un asunto de interés público. No puedo especular lo que su participación pueda o no pueda ser en este caso".

Por su parte, un portavoz del FBI dijo: "no puedo comentar sobre la identidad de una tercera parte".