CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Falcon Heavy de SpaceX despega sin problemas, hace historia

La empresa aeroespacial de Elon Musk ha enviado su más poderoso cohete, el Falcon Heavy, al espacio con su preciada carga, el Tesla Roadster del famoso emprendedor sudafricano.

Después de más de horas de retrasos debido a vientos de gran altitud el martes, SpaceX y su fundador y presidente ejecutivo, Elon Musk, activaron los 27 motores del Falcon Heavy, el cohete más poderoso lanzado desde suelo estadounidense desde los días de Saturn V, el cohete que potenció las misiones Apollo.

spacex-launch

Morgan Little/CNET

Justo después de las 12:45 p.m. hora del Pacífico, el masivo sistema de lanzamiento se impulsó hacia el firmamento con 5 millones de toneladas de empuje sin ningún incidente explosivo.

Esta, sin embargo, es la primera fase de un largo camino para enviar el Tesla Roadster rojo de Musk a Marte. Musk es también presidente ejecutivo de la fabricante de autos eléctricos.

Falcon Heavy está compuesto de tres cohetes Falcon 9, dos de los cuales habían sido utilizados en misiones previas de SpaceX y que fueron recuperados y reacondicionados para un segundo uso. 

El lanzamiento se realizó en la plataforma 39-A en el Centro Espacial Kennedy, el mismo lugar desde donde el Apollo 11 dejó la Tierra hace casi medio siglo para llevar a los humanos a la Luna. 

Ocho minutos después del lanzamiento, los dos aceleradores laterales aterrizaron de manera simultánea en la Estación de la Fuerza Aérea en Cabo Cañaveral. 

Sin embargo, el acelerador central se ha perdido. Musk dijo en una conferencia de prensa que sólo uno de los tres motores se volvió a encender para el aterrizaje. El cohete se estrelló contra la superficie del Océano Atlántico a una velocidad de 483 km/h a una distancia de 100 metros de la nave con la plataforma de aterrizaje. La nave sufrió de daños. Musk dijo que no tiene planes de reusar el acelerador central.