CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Política

Facebook, Twitter y Google tendrán que probar muchas cosas ante el Congreso

Sheryl Sandberg, Jack Dorsey y Larry Page han sido invitados a comparecer ante el Congreso de EE.UU. esta semana.

Getty Images

Silicon Valley está, una vez más, en el centro de la atención de Washington –y no en el buen sentido.

La presidenta ejecutiva de Facebook, Sheryl Sandberg; el presidente ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, y Larry Page, el presidente ejecutivo de la empresa matriz de Google, Alphabet, fueron invitados a comparecer ante diversos comités del Congreso de EE.UU. el miércoles de esta semana.

Pero no estarán allí para difundir el evangelio de la libertad de expresión, el Internet abierto o las maravillas de la tecnología. El Comité Senatorial de Inteligencia del Senado quiere hablar sobre "Operaciones de influencia extranjera y su uso de plataformas de medios sociales". El Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, mientras tanto, ha titulado su audiencia "Twitter: transparencia y responsabilidad".

"Cuando las decisiones sobre datos y contenido se hacen usando procesos opacos, el pueblo estadounidense tiene razón en expresar sus preocupaciones", dijo en un comunicado el presidente del comité de Energía y Comercio, Greg Walden. "Este comité tiene la intención de hacer preguntas difíciles".

Es difícil recordar que Silicon Valley alguna vez fue la favorita de la industria estadounidense, considerada por muchos como el centro neurálgico innovador del país.

Hace cuatro años, el 76 por ciento de los encuestados por el Centro Pew consideraba que el clima social en línea era "en su mayoría amable", a pesar de que el acoso en realidad era una ocurrencia constante. Encuesta tras encuesta hablaba superbien de la tecnología y su impacto en el mundo. Incluso hasta hace apenas un año, la gente se preguntaba si el presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, algún día se postularía para cargos electos, incluso para presidente del país.

Reproduciendo: Mira esto: Lo más notable del testimonio de Zuckerberg ante el Congreso...
13:00

Pero la luna de miel ha terminado definitivamente. La industria de la tecnología está sumida en una interminable cadena de escándalos sobre la interferencia electoral rusa, la privacidad de los datos y la censura. Más de la mitad de los estadounidenses dijo a principios de este año que el gobierno debería regular las empresas de tecnología, según la firma de investigación de mercado HarrisX. ¿Y todas esas personas que sentían que Internet era "en su mayoría amable" hace cuatro años? Pew dice ahora que casi dos tercios de los adultos estadounidenses creen que el acoso es "un problema importante", y la mayoría de ellos cree que es el trabajo de la industria tecnológica solucionarlo.

Por eso, los expertos en políticas y gobierno dicen que el próximo testimonio de Facebook, Twitter y Google es solo el comienzo de una reacción violenta contra la industria de la tecnología.

"Están empezando a ver a la gente decir, 'Esperen un momento, ¿quiénes son estas compañías y qué están haciendo? ¿Y qué demonios les hemos estado permitiendo?'", dijo. Paul Argenti, profesor de comunicaciones corporativas en Tuck School of Business de Dartmouth College.

Facebook, Twitter y Google se negaron a poner a disposición ejecutivos para entrevistas antes de sus respectivos testimonios del miércoles.

Más preguntas, más arreglos

Cuando Mark Zuckerberg compareció ante el Congreso en abril, aparentemente se trataba de privacidad de datos. Pero los legisladores también preguntaron sobre la censura y la interferencia electoral.

Getty Images

Zuckerberg habló sobre la privacidad de los datos cuando se sentó ante tres comités del Congreso durante dos días en abril. Facebook admitió que los datos de hasta 87 millones de personas fueron filtrados a Cambridge Analytica sin su permiso. Mientras estuvieron allí, los legisladores lo presionaron sobre cómo Facebook podría haber permitido que la interferencia electoral rusa ocurriera a pesar de las pistas obvias (entre otras cosas, que los anuncios políticos se pagaban en rublos).

En casi medio año desde su testimonio, la industria tecnológica ha intentado una serie de reformas. Facebook, por ejemplo, ha cortado el acceso a las personas que abusan de sus datos. También se prohibieron cientos de cuentas sospechosas de utilizar su servicio para interferir en las elecciones en todo el mundo y difundir noticias falsas. Tanto Facebook como Twitter ahora tienen sitios Web que muestran los anuncios políticos que se han ejecutado en sus plataformas, incluyendo cuánto se gastó y a cuántas personas llegaron.

"Eso demuestra que están escuchando, que han comprometido recursos y reconocen que hay un problema", dijo James Norton, quien había sido asistente adjunto del Departamento de Seguridad Nacional en el gobierno de George W. Bush.

La pregunta ahora, dijo, es si sus esfuerzos serán suficientes para satisfacer al Congreso. De ser así, se les pedirá a las compañías que regresen después de las elecciones de mitad de período. Pero si las audiencias del miércoles van mal, las compañías podrían ser convocadas a declarar incluso antes.

"Nosotros, creo, sólo hemos comenzado a hacer nuestras observaciones", dijo el representante Adam Schiff, un demócrata de California, en una entrevista en abril.

Eso supone que los miembros del Congreso comprendan los matices de lo que están escuchando. El testimonio de Zuckerberg puso de manifiesto lo poco que algunos legisladores entienden la tecnología o la industria detrás de ella.

"Si [una versión de Facebook siempre será gratuita], ¿cómo se mantiene un modelo de negocio en el que los usuarios no pagan por su servicio?" El Senador Orrin Hatch, el republicano de 84 años de Utah, preguntó al principio de la audiencia de cinco horas del Senado.

Zuckerberg se detuvo un momento como aturdido por la pregunta y luego respondió: "Senador, publicamos anuncios publicitarios". El personal sentado detrás de él sonrió ante la respuesta.

Más tarde, el Senador Brian Schatz preguntó si Facebook podría ver lo que "envió por correo electrónico" a alguien por WhatsApp. "Senador no", respondió Zuckerberg. "WhatsApp está encriptado. No podemos ver nada de eso".

Tanto las audiencias del Senado como de la Cámara se transmitirán en vivo por televisión y se transmitirán a través de la Web. La audiencia del Senado comienza a las 9:30 a.m. EST (hora del Este de EE.UU.)/ 6:30 a.m. PST y podrán verse en este enlace. La audiencia de la Cámara empezará a la 1:30 p.m. EST/10:30 a.m. PST y se puede ver en este enlace.