guía de compras navideñas

Facebook se enfrenta a Snapchat con su nuevo app Slingshot

La nueva aplicación, diseñada para compartir fotos y videos brevemente, tiene una diferencia: la gente debe compartir algo antes de poder ver lo de los demás.

Facebook está intentando de nuevo subirse a la ola de popularidad de Snapchat.

La gigante de las redes sociales lanzó este martes un nuevo app llamado Slingshot que permite a sus usuarios compartir fotos y videos efímeros con otros. El concepto, que hizo famoso Snapchat, motiva a la gente a compartir imágenes y videos menos editados con la promesa de que serán borrados poco después de que sean vistos. A diferencia de otros apps, Slingshot exige que sus usuarios compartan algo antes de poder ver imágenes de otros. Esa diferencia – junto con el enfoque en grupos en lugar de individuos – es algo que Facebook espera haga aún más atractivo a Slingshot.


 

slingshot6.png
Foto de Crédito: Facebook

“No somos un app de mensajería”, dice Joey Flynn, un diseñador de producto en el proyecto de Slingshot. Flynn dice que la dinámica de exigirle a los usuarios compartir algo cada vez que quieran ver todo lo que sus amigos les han compartido desde la última vez que usaron el app tiene el potencial de motivar a la gente a subir más seguido y ser más creativos en las cosas que comparten.

El lanzamiento de Slingshot representa la segunda ocasión en que Facebook ha intentado entrar al terreno de las llamadas apps efímeras.

Facebook intentó subirse a la ola de los apps de mensajería en 2012 cuando lanzó Poke, que hacía referencia a una función que la red social ofrecía en sus inicios. El app Poke era una copia directa del servicio de Snapchat al ofrecerle a sus usuarios imágenes que se autodestruían en 1, 3, 5 o 10 segundos. Facebook retiró discretamente el app Poke el mes pasado.

Mientras Poke trastabillaba, Snapchat captó la atención de adolescentes y adultos, incrementando rápidamente su valoración de mercado y convirtiéndose en un atractivo objeto de adquisición. En noviembre, Facebook supuestamente ofreció US$3,000 millones para comprar la empresa.

slingshot2.png
Foto de Crédito: Facebook
 

Sin embargo, Slingshot sigue un camino diferente a Poke. Las fotos y los videos aún se autodestruyen después de ser vistos, pero los receptores pueden ver una foto o un video por el tiempo que quieran antes de hacerlo desaparecer con el pase del dedo.

Cuando un usuario abre por primera vez el app en su smartphone con Android o iOS, se les aparece un simple app de cámara. Las configuraciones incluyen la capacidad de prender y apagar el flash, un función para selfies que prende la cámara frontal y una lista en la parte de arriba con el número de imágenes que han enviado otros usuarios de Slingshot. Los usuarios pueden tomar videos o fotos y, después de tomar una foto, por ejemplo, se le puede añadir texto, iconos o incluso dibujar sobre ella.

Una vez hecha, los usuarios pueden elegir los amigos con los que quieran compartir la imagen – un grupo o persona. Después de compartir sus creaciones pueden ver las imágenes de sus amigos. Si un usuario quiere responder a una imagen, puede hacerlo. La respuesta va directo al amigo y no requiere que el usuario comparta algo antes. “Quisimos crear un ambiente donde se sientan cómodos compartiendo”, dice Flynn.

Además de ofrecer la capacidad de conectar a tus amigos en la red social al servicio de Slingshot, el servicio no está ligado directamente a Facebook, lo cual representa una medida poco usual para la empresa. 

Facebook dice que la lista de amigos está basada principalmente en números telefónicos, tomados de la agenda de teléfonos del smartphone.

Slingshot fue creado inicialmente durante un hackatón en diciembre por Flynn y Rocky Smith, quien ahora es el ingeniero en jefe del proyecto. El equipo cuenta ahora con 10 personas.

A diferencia de otros apps creados por Facebook, Slingshot no ha sido promovido con el logotipo de la empresa, también algo poco común.

Slingshot es parte de la estrategia más reciente de Facebook de armar un portafolio de apps que puedan relacionarse – incluso tangencialmente – con la red principal de servicios de la empresa en un esfuerzo por mejorar su presencia en la plataforma móvil.