CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Aplicaciones móviles

Facebook prohibirá la venta privada de armas de fuego en su plataforma

La red social más grande del mundo declara una prohibición total de la transacción de pistolas tras la presión de los políticos en su app insignia y en su app de fotografía, Instagram.

Ni Facebook ni Instagram permitirán que las personas negocien la compraventa de armas de fuego en sus plataformas.

Dara Kerr/CNET

Facebook ayudó a los proponentes del control de la venta de armas lograr una victoria el viernes al decidir prohibir la venta de pistolas entre individuos en su plataforma y en la de Instagram.

La red social más grande del mundo ya había limitado la manera como las armas de fuego e incluso la municiones se anunciaban por comerciantes en Facebook, pero ahora amplía su política a las ventas privadas. Facebook aún permite que las tiendas de armas anuncien sus servicios y bienes, pero requiere que las armas se vendan fuera de la plataforma.

Según una portavoz, más personas utilizan la plataforma para "descubrir productos y para comprar y venderse cosas entre sí", y por esa razón decidieron actualizar su política sobre el tipo de transacciones que no se permiten. La última vez que la cambiaron fue hace dos años.

"Seguimos desarrollando, probando y lanzando productos nuevos para hacer esta experiencia aún mejor para las personas y actualizando nuestras políticas de mercancías reguladas para reflejar esta evolución", dijo Monika Bickert, la líder de la política de productos.

Además de la venta privada de armas, Facebook también prohíbe que sus usuarios negocien en la transacción de marihuana, pastillas recetas y narcóticos ilegales.

Es posible que Facebook haya tomado esta decisión tras recibir presión de políticos, procuradores estatales y activistas para prohibir este tipo de actividad, reportó el diario The New York Times.

Además de Facebook e Instagram, otra compañía de Silicon Valley también prohíbe completamente las pistolas. Desde junio de 2015, Uber ya no permite que sus choferes ni pasajeros posean un arma dentro de sus carros.