CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Internet Services

Cúpula de Facebook ignoró las advertencias y desvió la culpa ante sus escándalos

El presidente ejecutivo de la compañía, Mark Zuckerberg, y la directora general de operaciones, Sheryl Sandberg, 'tropezaron' mientras lidiaban con un número creciente de escándalos, según The New York Times.

Salon Viva Technology 2018, Startup connect : Day One

El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg.

Christophe Morin/IP3 / Getty Images

Desde la injerencia durante las elecciones rusas, hasta el escándalo masivo en relación a la privacidad de datos, Facebook se ha enfrentado últimamente a una lista interminable de problemas. Ahora, un nuevo informe sugiere que el propio liderazgo de la red social puede estar entre sus mayores desafíos.

Según el extenso reportaje publicado esta semana por The New York Times, durante los últimos tres años, el presidente ejecutivo, Mark Zuckerberg, y la directora general de operaciones, Sheryl Sandberg, ignoraron las advertencias, desviaron la culpa y se distrajeron con otros proyectos mientras la red social se movía de crisis en crisis. El periódico, que entrevistó a más de 50 personas para narrar la historia, esboza un retrato muy poco cortés sobre cómo ambos ejecutivos manejaron aquellos escándalos, algunos de los cuales llegaron incluso a hacer que el Congreso pidiera a ambos que testificaran.

La pieza se centró en el manejo de la red social ante las noticias falsas publicadas por trolls rusos antes de las elecciones presidenciales de 2016, y en los esfuerzos de la compañía para desviar la culpa después de que los datos de 87 millones de usuarios fueran recopilados por la consultora política, Cambridge Analytica. La historia también destapó la lucha interna en los estratos más altos de la compañía.

"Enfocados en el crecimiento, la pareja ignoró las señales de advertencia y después trató de ocultarlas a la vista del público", escribió el Times. "En los momentos críticos de los últimos tres años, estuvieron distraídos con proyectos personales y pasaron las decisiones de seguridad a los subordinados" de acuerdo con ejecutivos actuales y anteriores entrevistados por el diario.

"Este ha sido un momento difícil para Facebook y todo nuestro equipo de administración se ha enfocado en abordar los problemas a los que nos enfrentamos", dijo Facebook en unas declaraciones al New York Times

"Si bien estos son problemas difíciles, estamos trabajando arduamente para garantizar que las personas encuentren útiles nuestros productos y en proteger a nuestra comunidad".

La red social envió la misma declaración después de que CNET solicitase comentarios.

En un momento dado, Facebook contrató a Definers Public Affairs, una firma de investigación de la oposición republicana, para defenderse de las críticas, según el Times. La firma intentó vincular el sentimiento anti-Facebook con el multimillonario George Soros, haciendo circular un documento de investigación y presionando a los reporteros para que examinasen los lazos financieros entre Soros y los grupos que protestaron contra la firma de tecnología en las audiencias del Congreso en julio.

Después de que el escándalo de Cambridge Analytica renovara la crítica pública de Facebook, la empresa Definers Public Affairs ayudó a desafiar a otros críticos, incluido al presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, quien criticó a la compañía por sus prácticas de privacidad, dijo el Times. NTK Networks, un sitio de noticias conservador vinculado a los Definers Public Affairs, publicó docenas de historias críticas sobre Google y Apple, incluida una que llamó a Cook "hipócrita" por sus declaraciones.

Definers Public Affairs no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Respecto a los problemas internos, el periódico también cuenta que Sandberg se enfadó con el jefe de seguridad de Facebook, Alex Stamos, quien desde entonces dejó la compañía, después de que descubriese que su equipo estaba investigando el tema de los trolls rusos y las elecciones sin su aprobación. En 2017, cuando Stamos le dijo a la junta directiva que la compañía no había contenido la interferencia rusa en la plataforma, aparentemente Sandberg se sintió traicionada.

"¡Nos apuñalaste por la espalda!" le gritó Sandberg a Stamos, según el reporte.

En Washington, Facebook no solo minimizó las preocupaciones sobre la intromisión electoral, sino que también aprovechó sus relaciones con los legisladores estadounidenses para controlar el daño. La senadora demócrata por Minnesota, Amy Klobuchar, quien presentó un proyecto de ley que exigía que Facebook y otras compañías de tecnología revelasen quién compró propaganda de políticos en línea, eliminó supuestamente sus críticas a la firma de tecnología después de que Sandberg se quejase.

Un portavoz de la senadora Klobuchar dijo al Times que el lobbying llevado a cabo por Facebook no había cambiado su compromiso de responsabilizar a la compañía. "Facebook estaba presionando para excluir anuncios publicitarios de la Ley de Anuncios Honestos, y la senadora Klobuchar discrepó por completo y se negó a cambiar el proyecto de ley", dijo, en un comunicado.

La oficina de Klobuchar no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. 

Reproduciendo: Mira esto: Creador de Portal explica el primer dispositivo para...
3:22