Facebook enfrenta demanda por compras hechas por menores

Una jueza busca compensaciones de 'cientos de miles de dólares' para padres a los que se les han hecho cargos no autorizados por compras realizadas por sus hijos en la red social.

Internet
KTVI-TV screenshot by Chris Matyszczyk/CNET

Una jueza federal en Estados Unidos dijo que Facebook debe enfrentar una demanda nacional para obligar a la red social a dar reembolsos de compras realizadas por niños que gastan el dinero de sus padres sin permiso, según un reporte de la agencia Reuters.


Beth Labson Freeman, jueza en San Jose, California, dice que los demandantes están buscando compensaciones de "varios cientos de miles de dólares", lo que podría ejercer presión en la red social más grande del mundo para hacer cambios en la forma en la que maneja las transacciones realizadas por menores de edad. Según Reuters, Facebook ha dicho que la demanda carece de méritos y que se defenderá ante la misma.

CNET contactó a Facebook, aunque no recibimos respuesta al cierre de edición.

La demanda inicial decía que Facebook permite a los niños usar las tarjetas de crédito de sus padres para comprar saldo en Facebook Credits, la moneda digital dentro de la red social que permite hacer compras en juegos y aplicaciones. Asimismo, se decía que Facebook estaba violando la ley de California al reusarse a dar reembolsos.

"A pesar de que algunos menores de edad desean seguir comprando con el uso no autorizado de las tarjetas de sus padres, este deseo no debe impedir que los demandantes busquen acciones y que Facebook cumpla la ley", dijo Freeman, según Reuters.


Uno de los hijos de un demandante dijo que sus padres le permitieron gastar US$20 en el juego Ninja Saga, pero tiempo después la madre del niño se encontró con un cargo de cientos de dólares por compras que el niño pensó que eran una moneda virtual. En otro caso, un niño dijo haber gastado sin autorización de sus padres US$1,059.

Las demandas de este tipo se suelen presentar cuando las compañías no tienen medidas para impedir que los niños hagan compras no autorizadas por sus padres.

Apple enfrentó una demanda en 2012 por un caso similar, pues su tienda de aplicaciones no tenía barreras suficientes para que los pequeños no pudieran hacer compras. Hallada culpable, la gigante de Cupertino desembolsó US$32 millones por compensaciones. Por la misma situación, Google tuvo que pagar US$19 millones en reembolso a padres afectados por compras realizadas por sus hijos.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO