Ex jefe de diseño de HTC y Google lanzarán nuevo celular

La empresa de software Nextbit dice que cuenta con un teléfono inteligente que es capaz de aprender y mejorar con el tiempo, hecho por veteranos del sistema operativo Android. Lo lanzarán el 1 de septiembre.

nextbit.jpg
Nextbit cambia su negocio del software al hardware.Foto de Screenshot by Roger Cheng/CNET

El 1 de septiembre Nextbit, una compañía normalmente orientada al software, lanzará un nuevo celular que costará entre US$300 y US$400 y que será "increíble", según aseguran sus creadores.

La idea de este dispositivo cuenta con el apoyo de Google Ventures, veteranos en el sistema operativo Android como Tom Moss y Mike Chan, y el ex jefe de diseño de HTC, Scott Croyle. Pensar en un nuevo equipo de una empresa desconocida en la fabricación de hardware podría ser una locura, pero las personas que le han dedicado su tiempo, merecen atención.

"Va a ser increíble", dijo Moss, director ejecutivo de Nextbit, en una entrevista. El equipo de desarrollo de la empresa sabe que el mercado se encuentra en un momento difícil, en el que Microsoft reduce el número de dispositivos que lanza, Samsung tiene problemas y Apple es la única que parece sacar ganancias.


"La fatiga del teléfono es una cosa real", dijo Moss. "Es por eso que estamos haciendo algo diferente". Nexbit espera que el celular salga adelante con el gran conocimiento de Android que poseen y con las chuletas de HTC que podrían ayudar a inspirar el diseño, además preparan un gran juego para su primer teléfono que aseguran no dejará indiferente a nadie.

Un teléfono que mejora con el tiempo

El mayor alarde de Nextbit es que el celular podrá mejorar con el tiempo. Esa es una afirmación audaz teniendo en cuenta que la actual generación de teléfonos inteligentes parece convertirse en obsoleta pocas semanas después de que adquirimos un dispositivo. "El teléfono obtendrá mejores resultados con el tiempo y la mejora del software no impedirá que siga funcionando", advierten desde la compañía.

El HTC One M8 fue diseñado por Scott Croyle.Foto de Sarah Tew/CNET

Chan dijo que están realizando un teléfono que se adaptará a los usuarios, lo que motiva que aborden la molestia de los límites de almacenamiento de una manera diferente, centrando esta actividad en la nube. Además, la compañía ya está trabajando para que próximos equipos aborden problemas como su propia duración, que a veces se ve reducida por las actualizaciones del sistema operativo, que ponen a los equipos más viejos lentos e inutilizables, aunque en apariencia están en perfectas condiciones.

Moss y Chan intentarán llevar su conocimiento definitivo sobre Android para mejorar lo que se está haciendo e ir un paso más allá, y para ello contarán con Croyle, quien no es sólo un ex trabajador de HTC. Fue uno de los diseñadores clave en la fabricación del HTC One M8, uno de los equipos más exitosos de la historia de la compañía y también hizo seguimiento del M9.

Si alguien se pregunta cómo logrará Nextbit captar la atención de los usuarios, la compañía tiene la respuesta: idearán el siguiente gran diseño, porque el metálico parece que pasará de moda, y trabajarán con sus actuales seguidores en redes sociales para generar ruido.

Más allá de esto, es probable que la compañía comience con un público reducido como­ lo hizo la china Xiaomi, o incluso más recientemente Motorola con el modelo Moto X Pure Edition en EE.UU.

Nextbit entra en un campo lleno de grandes compañías como Huawei, ZTE o Alcatel que están presionando a la baja de los precios, lo que les obligará a ser diferentes. "Estamos tratando de empujar los límites", dijo Moss.