Evernote cambia de parecer: La lectura de apuntes será opcional

Evernote dice que revisará las políticas que crearon controversia. Ahora, los usuarios tienen en sus manos la decisión de si los empleados de la empresa leerán, o no, los apuntes.

Ante las críticas recibidas esta semana por las nuevas políticas de privacidad, Evernote dice que aún podrán leer los apuntes de los usuarios, pero estos decidirán si dar permiso -- o no.

"La confianza está en el corazón de nuestro servicio", explica Chris O'Neill, presidente ejecutivo de Evernote en el comunicado. "Eso significa que necesitamos ser transparentes, admitir nuestras equivocaciones y comprometernos en hacer de Evernote la mejor experiencia".

O'Neill dice que después de recibir comentarios de usuarios, los cambios anunciados a las políticas de privacidad no entrarán en efecto y la compañía emitirá otro comunicado haciendo saber los nuevos cambios a las políticas.

Lo que es un hecho es que los usuarios ahora tienen el poder. O'Neill dice que los empleados sí podrán leer los apuntes de los usuarios, pero sólo si los usuarios lo aceptan. Evernote quiere leer los apuntes y archivos almacenados como parte de su proyecto para implementar el uso de inteligencia artificial y mejorar el servicio.


La tecnología de inteligencia artificial formará parte de Evernote, pero sólo para aquellos usuarios que acepten que su contenido sea visible para empleados de Evernote. "Invitaremos a los usuarios de Evernote para ayudarnos a construir un mejor producto al unirse a este programa", dice el ejecutivo.

Las políticas de privacidad que informaban a los usuarios que Evernote podría leer sus notas, quisieran o no, iban a surtir efecto el 23 de enero de 2017.

"Estamos emocionados de lo que podemos ofrecer a nuestros clientes gracias al aprendizaje máquina, pero debemos pedir permisos, no asumir que lo tenemos", agrega O'Neill.

El lenguaje de O'Neill en este comunicado es totalmente distinto al primer comunicado. En el anterior, la compañía decía que era obligatorio formar parte de este programa. Incluso, la compañía decía que de no querer que los empleados leyeran los apuntes, no daba otra solución más que abandonar el servicio.

Close
Drag