​Europa pedirá a Google que divida su negocio: reporte

El Parlamento Europeo estaría preparando una resolución no vinculante para frenar la posición dominante del buscador en ese continente.

Google podría dividir su servicio de búsquedas del resto de la compañía.Foto de Philippe Huguen/AFP/Getty Images

El Parlamento Europeo prepara una salida a los problemas de posición dominante que Google enfrenta en ese continente, y que actualmente mantienen a la compañía en negociaciones con varios demandantes, según informó Reuters.


El domingo, la agencia de noticias y otros medios tuvieron acceso a un documento del ente regional en el que se enumeran varios puntos de una resolución no vinculante que tendría el objetivo de dividir las actividades del motor de búsqueda del resto del negocio.

El documento, citado por Reuters y publicado en el sitio web del Wall Street Journal, no hace referencia directa a Google, aunque éste es el proveedor dominante de búsquedas por Internet en Europa, con una cuota de mercado estimada en un 90 por ciento.

Google declinó hacer comentarios a las fuentes.

Según el reporte, la moción solicita a la Comisión Europea a considerar "propuestas dirigidas a desempaquetar los motores de búsqueda de otros servicios comerciales como una potencial solución a largo plazo", según escribe Reuters.

Dividir el negocio de Google significaría que el motor de búsqueda se separara del resto de la compañía, de esta manera otros jugadores tendrían la oportunidad de competir en igualdad de condiciones con servicios como la búsqueda de vuelos, la cartelera del cine, las reservas de restaurantes, entre otros.

vuelos-google.jpg
Los servicios de Google, aunque patrocinados, suelen aparecer en los resultados de búsqueda antes que el de sus competidores.Foto de Captura de pantalla César Salza/CNET

Actualmente en Europa, cualquier persona que busque un vuelo a través de Internet a cualquier destino obtiene primero los resultados del servicio de Google y luego el de páginas de aerolíneas o servicios locales. Ese es el motivo por el cual sus competidores mantienen sus demandas ante lo que consideran una posición dominante.

El 2014 no ha sido un año fácil para Google en Europa. Primero las autoridades reguladores exigieron que los usuarios pudieran activar el "derecho al olvido", que obliga a Google a eliminar del buscador información que vulnera la privacidad de los usuarios. Más tarde, comenzaron las demandas por posición dominante con la posibilidad de tener que pagar multas millonarias. Y, más recientemente, España aprobó una ley que podría acabar con Google News, el servicio de noticias del motor de búsquedas, debido a que la nueva Ley de Propiedad Intelectual -- que entra en vigor en enero de 2015 -- contempla pagos a los editores de medios por reproducir sus informaciones.

Además la empresa también ha estado bajo el ojo investigador de la Comisión Europea por las beneficios obtenidos de un paquete de medidas fiscales que hasta ahora había dado Irlanda a las compañías que se afincaban en ese país.

Close
Drag