​Europa sanciona a Apple con multa millonaria; Cook responde con carta abierta

El presidente ejecutivo de Apple dice que la Comisión Europea intenta cambiar las reglas tributarias y que la compañía ha pagado lo que correspondía.

Apple respondió públicamente a la decisión de la Comisión Europea sobre la imposición de una multa multimillonaria.

Foto de Jessica Dolcourt/CNET

BERLÍN -- Después de casi tres años de investigaciones de las cuentas de Apple en Irlanda y de los impuestos que esta compañía pagaba en este país la Comisión Europea ha actuado: ha decidido que la empresa devuelva hasta 13,000 millones de euros en concepto de pagos fiscales no realizados.

Según un reporte de la BBC, la Comisión Europea explica que Apple consiguió pagar un tipo de impuesto de sociedades del 1 por ciento sobre las ganancias generadas en Europa, que se fue reduciendo hasta 0.0005 por ciento en 2014. El problema que ve la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, es que los miembros de la Unión Europea no pueden otorgar ventajas a ninguna empresa de manera selectiva, lo que habría ocurrido en este caso.

Así, Irlanda está obligada a cobrar a Apple 13,000 millones de euros por el periodo comprendido entre 2003 y 2014. El importe es el que corresponde a la ayuda estatal otorgada por este país a la compañía, sin embargo la totalidad de los intereses pueden - o no - ser solicitados por el gobierno local, debido a que la Comisión Europea no puede obligarle a pedirlos.

Cook: 'Europa ignora las leyes fiscales de Irlanda'

En una carta publicada el martes en la Web de Apple, Tim Cook, presidente ejecutivo de la compañía, dijo que desde 1980 cuando se abrió la sede de la compañía en Cork, Irlanda, con 60 empleados, la empresa ha sido aconsejada por las autoridades tributarias del país y que "la Comisión Europea ha iniciado una campaña para reescribir la historia de Apple en Europa, ignorar las leyes fiscales de Irlanda y de paso cambiar radicalmente el sistema internacional en materia tributaria".

Según Cook, Apple nunca pidió ni recibió tratamiento especial alguno, y el cambio de las leyes locales irlandesas para hacer caso a las europeas supone según el ejecutivo "un golpe demoledor para la soberanía de los Estados miembros de la Unión Europea en lo referente a asuntos fiscales".

El ejecutivo explicó en su carta que Irlanda tiene la intención de presentar un recurso en contra de esta decisión de la Comisión y que Apple también hará lo mismo con el objetivo de que la multimillonaria penalización quede sin efecto.

Close
Drag