CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

​Europa pedirá a Google detener prácticas monopólicas de Android: reporte

Reuters asegura que la Unión Europea pedirá a Alphabet que Google detenga el pago de incentivos a fabricantes para que instalen su buscador de forma predeterminada.

android-nougat-lanzamiento

La UE quiere que Google detenga ciertas actitudes 'monopólicas' que mantiene con sus sistema operativo Android.

Juan Garzón / CNET

Los reguladores antimonopolio de la Unión Europea pretenden pedir a Alphabet que Google detenga el pago de incentivos financieros a fabricantes de teléfonos con el objetivo de incluir de forma preestablecida Google como buscador, según pudo conocer Reuters.

Según la fuente, la UE quiere acabar con lo que considera medidas monopólicas de Google y para ello pretende hacerle entender la necesidad de detener la política de pagar a los fabricantes para que incluyan la Google Play Store con el app de Búsquedas de Google de manera predeterminada.

Los reguladores también quieren evitar que Google obligue a los fabricantes de teléfonos y tabletas a preinstalar sus apps si esto restringe su capacidad de utilizar otros sistemas operativos competidores basados en Android.

La empresa se enfrenta a una multa que las fuentes de Reuters aseguran tendrá el nivel suficiente para ser disuasiva. Las demandas sobre las prácticas contrarias a la competencia que recaen sobre Google en Europa comenzaron en 2011, y en 2013 un grupo de presión llamado FairSearch empezó a darle seguimiento en las instancias europeas para evitar que las investigaciones no se concretaran.

La pena podría estar basada en los ingresos generados por Google mediante los clics en anuncios de Adwords hechos por usuarios europeos al buscar productos en el móvil, así como compras en la Play Store y anuncios AdMob, un sistema de publicidad y monetización móvil para apps.

A esto la UE podría sumar también el expediente de Google Shopping, en el cual varias empresas han demandado al buscador por priorizar su servicio de compras en los resultados de búsqueda.

La empresa de Alphabet no es la única bajo el ojo de los organismos europeos. En agosto Apple recibió una multa millonaria por supuesta evasión fiscal en Irlanda, su sede regional, y en donde se habría beneficiado de descuentos en el pago de impuestos que supuestamente no le correspondían; la compañía dijo que apelaría la decisión.