CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

Reducir el tiempo frente a la pantalla no frena la adicción a tu teléfono: estudio

Un tercio de los encuestados dijo que su uso aumentó o no cambió después de que comenzaron a usar sus dispositivos nuevamente.

Tech addiction

Según una encuesta de Mojo Vision, reducir la cantidad de tiempo que dedicas a los dispositivos digitales no es una solución a largo plazo para la adicción a la tecnología.

Getty Images

Tu "desintoxicación digital" podría no ser tan útil como crees, según una encuesta realizada por la empresa de realidad aumentada Mojo Vision.

La compañía preguntó a más de 1,000 personas en septiembre acerca de sus actitudes sobre la distracción tecnológica y cómo intentan frenar la dependencia de sus dispositivos. La mayoría de los encuestados dijeron que moderan periódicamente su tiempo de pantalla –o eliminan dispositivos de sus vidas. Pero el 54 por ciento dijo que reducir el tiempo de uso de la tecnología, especialmente de teléfonos inteligentes y otros dispositivos personales, no condujo al efecto deseado, o no estaban seguros de si tenía el efecto deseado. Además, uno de cada tres encuestados dijo que su uso aumentó cuando comenzaron a usar su dispositivo de nuevo o, de plano, no tuvo ningún efecto.

Las empresas tecnológicas están considerando las reacciones negativas de inversionistas y usuarios, quienes están preocupados por el impacto negativo que el tiempo de pantalla puede tener en las personas, especialmente en los jóvenes. En junio, Apple presentó nuevas funciones en iOS 12 que permite a los usuarios monitorizar cuánto tiempo pasan en sus dispositivos y en ciertas aplicaciones. Google siguió su ejemplo en noviembre y lanzó una herramienta de bienestar digital para ayudar a limitar el tiempo de pantalla. Facebook e Instagram también lanzaron herramientas similares el año pasado para mostrar a los usuarios cuánto tiempo pasan en las plataformas.

De acuerdo con la encuesta de Mojo Vision, el 31 por ciento de las personas están preocupadas porque la tecnología ha afectado negativamente nuestra capacidad para conectarnos entre nosotros. Las tres principales preocupaciones citadas con respecto al uso extenso de dispositivos incluyen que afecta la calidad de las interacciones (65 por ciento), nos impide estar presentes (63 por ciento) y evita que las personas interactúen entre sí (62 por ciento).

Según la encuesta, el 65 por ciento de los encuestados dijo que la tecnología de consumo se ha vuelto intrusiva, y les preocupa que desempeñará un papel más dominante en nuestras vidas. Además, tres cuartas partes de las personas dicen que las redes sociales son las responsables del tiempo excesivo empleado en los teléfonos o en otros dispositivos.

"La desintoxicación del dispositivo y los límites de tiempo de la pantalla son las respuestas estándar a la distracción tecnológica en este momento, pero la gente todavía está luchando por encontrar un equilibrio viable", dijo Steve Sinclair, vicepresidente principal de productos y marketing de Mojo Vision.

Cortar dispositivos de nuestras vidas no es una solución a largo plazo, según la encuesta. Los encuestados intentaron tácticas para limitar su tiempo frente a la pantalla, incluida la reducción de la cantidad de notificaciones que reciben (46 por ciento), poner sus teléfonos en una configuración de "no molestar" (44 por ciento), designando tiempos de "no teléfono o dispositivo" (38 por ciento) y apagando sus dispositivos por cierto tiempo (37 por ciento). Aún así, el 32 por ciento de las personas dice que quitar la tecnología no resuelve el problema porque el problema es con las personas en lugar de con los dispositivos. Además, las personas dependen tanto de la tecnología como de los cambios positivos que se han producido, por lo que no es realista alejarse de sus dispositivos para siempre, según la encuesta.

Según la encuesta, más de un tercio de las personas dijo que no hay una solución para la distracción tecnológica porque dependeremos más de nuestros dispositivos. Pero la mitad de los encuestados dijeron que predicen que los dispositivos tecnológicos evolucionarán para adaptarse mejor a nuestras vidas, en lugar de que las personas cambien sus hábitos para eliminar las distracciones de la tecnología.

En última instancia, casi el 40 por ciento de los encuestados dice que la única respuesta a largo plazo para frenar la distracción de los dispositivos es confiar menos en los dispositivos. Sin embargo, una cuarta parte de las personas dice que depende de las empresas de tecnología hacer que los dispositivos nos distraigan menos.