Estudio encuentra posible vínculo entre teléfonos y cáncer

El análisis, que utilizó ratas como su sujeto de estudio, no concluye, sin embargo, que los 'smartphones' son dañinos o peligrosos para los humanos.

gettyimages-114958194.jpg
Foto de Spencer Platt, Getty Images

Los teléfonos inteligentes son el accesorio que define el estilo de vida del siglo XXI. Pero, a pesar de todas las ventajas que nos brindan, parece que podrían ser dañinos para nuestra salud.

Un estudio realizado por el gobierno de Estados Unidos y publicado el jueves por el Programa de Toxicología de EE.UU. encontró un vínculo potencial entre los smartphones y el cáncer. El estudio, que se realizó a lo largo de varios años, se enfocó en analizar cómo la radiación de radiofrecuencia utilizada por las redes inalámbricas de Estados Unidos afectaban a las ratas. El estudio ha vuelto a encender el debate de si los teléfonos están enfermando a los humanos.

Varios grupos de ratas utilizadas en el estudio fueron expuestas a distintas intensidades de radiación de radiofrecuencia. Algunas de las ratas macho exhibieron bajas incidencias de dos tipos distintos de tumores, uno en el cerebro y otro en el corazón. Mientras más radiación recibían, más alta la probabilidad de que las ratas desarrollaran cáncer.

Si formas parte del 92 por ciento de personas en EE.UU. que utilizan un teléfono móvil, tu primera reacción es quizá temerle a tu dispositivo. Pero no es necesario aún que te pongas un casco de aluminio.

El estudio valida las preocupaciones que han expresado ciertos científicos; no obstante, la pregunta de si los teléfonos pueden causar cáncer sigue sin respuesta. Esta no es la primera vez que se ha propuesto la existencia del vínculo entre los teléfonos y el cáncer. Por cada estudio que afirma que los teléfonos son dañinos, existe otro que sugiere lo contrario.

Hay tres razones principales por las que los teléfonos podrían ser responsables de causar ciertos tipos de cáncer, según el Instituto Nacional de Oncología de EE.UU. Primero, los teléfonos emiten ondas de radio. Se piensa que el tejido cerca de la antena puede absorber algunas de esas ondas. Luego está el uso creciente del teléfono, que ha preocupado a algunos, así como el creciente número y longitud de las llamadas que hace la gente.

"Dado el amplio uso global de las comunicaciones móviles entre usuarios de todas las edades, incluso un pequeño aumento en la incidencia de esta enfermedad podría resultar de estar expuesto a la radiación de radiofrecuencia podría tener amplias implicaciones para la salud pública", según el estudio.

Los múltiples estudios que se han realizado sobre este asunto han sido, a fin de cuentas, inconclusos, y expertos como la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, que es parte de la Organización Mundial de la Salud, aún no están definitivamente convencidos de una u otra forma de la posibilidad de que los teléfonos móviles sean cancerígenos para los humanos. El Programa de Toxicología de EE.UU. aún está analizando los descubrimientos del estudio. Por ahora, es importante considerar que los tumores del cerebro son raros y que no hay una tendencia al alza que muestre una correlación entre el creciente uso de teléfonos móviles y el número de tumores que están viendo los médicos. De hecho, según el Instituto Nacional de Oncología, las tasas del número de casos de cáncer cerebral han estado cayendo levemente cada año en los últimos 10 años.

Close
Drag