CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Videojuegos

Mamá se equivocaba: Un estudio demuestra que los videojuegos son buenos para la escuela

Un nuevo estudio arroja resultados sorprendentes acerca de cómo los estudiantes pasan su tiempo en Internet y el resultado que esto tiene sobre sus calificaciones.

¿Podrían mejorarse las calificaciones escolares jugando a Minecraft y otro juegos online? Tal vez sí, siempre y cuando no pases tiempo compartiendo los detalles de tus hazañas digitales en Snapchat o Facebook. Ese parece ser el mensaje de un nuevo estudio que ha comprobado que los videojuegos online mejoran las calificaciones de los estudiantes, mientras que las redes sociales tienen el efecto contrario.

Un grupo de investigadores en el Instituto Tecnológico Royal Melbourne (RMIT, por sus siglas en inglés), en Australia, cotejaron los resultados de los exámenes estandarizados de 12,000 australianos de 15 años y también les preguntaron acerca de sus hábitos en la red.

Dos estudiantes mejorando sus calificaciones.

Sarah Tew/CNET

El resultado es que por fin he ganado una discusión que tengo con mi madre desde 1994: Resulta que me hubiera ido mejor si hubiera pasado el tiempo jugando con la TurboGrafx 16 en lugar de compartiendo cosas en America Online o el tablón de anuncios (supongo que los foros basados en texto a ella le debían parecer más "educativos").

La investigación, publicada en el número más reciente del International Journal of Communication, ha descubierto que aquellos estudiantes que juegan con videojuegos online casi cada día puntúan 15 puntos por encima de la media en matemáticas y 17 puntos por encima de la media en ciencias.

"Cuando juegas a juegos online estás resolviendo puzzles para pasar de nivel y eso requiere cierto conocimiento general y habilidades en matemáticas, lectura y ciencias que te han enseñado durante el curso", dijo el profesor adjunto de RMIT Alberto Posso, quien llevó a cabo la investigación, en un comunicado.

Del otro lado están los estudiantes que usan Facebook u otros apps para chatear todo el día y que estaban 20 puntos por debajo de la media respecto a los estudiantes que no usaban nunca las redes sociales. El estudio no detalla qué juegos específicos pueden beneficiar o dañar a los estudiantes, de modo que no está claro si perseguir a Pikachu puede llevar a tener mejores calificaciones.

"Los estudiantes que pasan tiempo habitualmente en las redes sociales están, naturalmente, perdiendo tiempo que podría utilizarse para estudiar --pero también podría indicar que tienen problemas con las matemáticas, la lectura y las ciencias y en lugar de eso van a Internet para socializarse", sugiere Posso.

También dice que es importante reconocer que otros factores podrían jugar un papel relevante en el progreso de los estudiantes. El estudio descubrió que no ir a clase puede ser aún peor para las calificaciones y que los estudiantes indígenas o de grupos étnicos o lingüísticos minoritarios también tienen mayor riesgo de quedarse atrás.

El estudio también reconoce que los niños y los juegos han sido objeto de mucha investigación previa, con estudios previos que encontraron una asociación entre el hecho de jugar con juegos violentos y tener un comportamiento violento.

La buena noticia surgida de este estudio de RMIT es que Posso no está sugiriendo que las escuelas prohiban las redes sociales por completo. De hecho, piensa que los profesores podrían incorporar más juegos y contenido de redes sociales en la educación.

"Los maestros deberían considerar incorporar videojuegos populares a la enseñanza, siempre y cuando no sean violentos", explica, añadiendo que incluir el uso de Facebook en las clases también podría ayudar para llegar a aquellos estudiantes que pasan tiempo en la plataforma en lugar de estudiar.

De modo que el futuro de la educación implica más juegos y Facebook. Genial, justo cuando había eliminado a todos los fanáticos de Farmville de mi página...