Facebook se enfrenta al escrutinio por estudio sobre emociones

Aparentemente la norma sobre el uso de datos de los usuarios ha cambiado desde que se condujo el estudio. Aún así, la compañía dice que el estudio está dirigido a mejorar servicios.

Facebook_Logo.jpg
Foto de Facebook

Facebook ha estado bajo la lupa después de que se dio a conocer un estudio científico sobre las emociones en que aparentemente la red social alteró la cronología en las páginas de sus usuarios, sin que éstos tuvieran conocimiento de ello. 

Los que defienden la red social dicen que Facebook condujo este tipo de experimento porque sus reglamentos para el uso de los datos de sus usuarios  le permitía utilizar la información para “operaciones internas, resolver problemas, analizar datos, y hacer investigaciones y servicios para mejorar [el sitio]”.

La revista Forbes encontró una copia de los reglamentos vigentes en el momento en que se realizó el estudio y encontró que la terminología había cambiado.

La controversia se remonta a enero de 2012, cuando investigadores de Cornell, Facebook y la Universidad de California en San Francisco realizaron un estudio llamado “Evidencia experimental del contagio emocional a nivel masivo por las redes sociales”. Para su investigación, los científicos examinaron 3 millones de publicaciones en Facebook escritas por 689,003 usuarios escogidos al azar.

La idea fue determinar si la felicidad o la negatividad se contagia a través de la red social. Concluyeron que las emociones efectivamente sí son contagiosas por Facebook.

Mientras realizaban el estudio, se alteraron las cronologías en las páginas de Facebook de sus usuarios para mostrar publicaciones más positivas o más negativas. Al hacer eso, y sin el conocimiento de los usuarios, la compañía cambió la cronología y posiblemente jugó con las emociones de sus usuarios.

Los críticos dicen que la red social debe ser más transparente y que fue una falta de ética cambiar los datos de los usuarios sin previo aviso. Mientras que otros argumentan que Facebook manipula y utiliza los datos de los usuarios para fines publicitarios y para realizar pruebas de marketing. Los defensores de Facebook, mientras tanto, dicen que es permitido porque el reglamento claramente dice que puede usar la información de los usuarios para “investigación”.

Pero Forbes descubrió que la palabra “investigación” no estaba en el documento de normas en el momento en que se realizó el estudio (PDF). De hecho, la cláusula completa sobre las “operaciones internas” no existía.

CNET habló con un portavoz de Facebook quien dijo que a pesar de que la palabra “investigación” no estaba en el documento de normas en ese entonces, la idea de estudiar los datos de usuarios sí. El antiguo documento estipulaba que la compañía podría usar los datos de las personas en conexión con sus servicios y funciones.

Otra razón por la cual Facebook dice que este tipo de investigación está dentro del límite de lo permitido es porque le meta del estudio es mejorar la experiencia de sus usuarios, una terminología que se encuentra en el documento de normas sobre el uso de los datos de los usuarios de 2011 y 2012.

“Cuando alguien se inscribe a Facebook, siempre hemos pedido permiso para usar su información para proveer y mejorar los servicios que ofrecemos”, le dijo el portavoz a CNET. “Sugerir que dirigimos investigaciones corporativas sin permiso es mentira. Las compañías que quieren mejorar sus servicios usan la información que proveen sus consumidores, sin importar que la norma de privacidad use la palabra ‘investigación’ o no”.

No está claro cómo se resolverá este asunto o si el gobierno de EE.UU. a través de agencias como la Comisión Federal de Comercio tendrá alguna opinión — como la tuvieron sobre las prácticas de privacidad de Facebook en 2011. 

Close
Drag