CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Seguridad

Este vibrador inteligente es susceptible al 'hackeo'

El juguete sexual Siime Eye se puede conectar a Internet y tiene cámara integrada.

siime-eye07.png

No es difícil hackear este vibrador conectado, según comprobó una firma de seguridad.

Svakom

Qué mala vibra.

Si tiene un vibrador Svakom Siime Eye, que tiene conexión a Internet y cámara integrada, quizá sea hora de que escondas el aparato en el más oscuro rincón de tu mesita de noche. Resulta que el vibrador inteligente es vulnerable al hackeo, de acuerdo con la firma de seguridad británica Pen Test Partners.

El dispositivo de US$249 funciona con un app que le permite a los usuarios ver video y captar fotos y videos y guardarlos en dispositivos como teléfonos y laptops. Claro está, si te has comprado un vibrador que tiene una cámara y que se conecta a Internet, eso significa que quieres que alguien te observe. El problema es que es bastante fácil para que cualquiera que esté al alcance de tu conexión Wi-Fi y que pueda adivinar tu código acceder a tu stream de video.

"No hay nada más privado", le dijo a CNET Ken Munro, el fundador de Pen Test. "Una cosa es que tu dirección de correo electrónico sea víctima de los hackers, y otra cosa es que te roben el código secreto. Otra cosa es también que roben tu información de tarjeta de crédito. Pero es va a otro nivel".

El Siime Eye es el más reciente dispositivo inteligente -- o sea, cualquier aparato conectado a la red y que es capaz de comunicarse con otros gadgets como los teléfonos y las laptops -- en enfrentarse a problemas de seguridad. A medida que la industria de la tecnología presume de la conveniencia de que los aparatos se puedan comunicar entre sí, los consumidores se enfrentan al miedo que generan casos con hogares inteligentes, carros y hasta juguetes inteligentes que sufren de brechas de seguridad.

Siime Eye no es el primer juguete sexual inteligente en despertar el miedo a las brechas de seguridad. Standard Innovation, una empresa que fabrica la línea de vibradores conectados We-Vibe, llegó a un acuerdo para pagar US$3.75 millones para cerrar una demanda colectiva que surgió debido a que guardaba los datos de los dispositivos en sus servidores sin el permiso de los usuarios. El caso de We-Vibe empujó a Pen Test Partners, que usualmente se encarga de casos gubernamentales y financieros, a poner a prueba el Siime Eye, dijo Munro.

Svakom, por su parte, defendió su producto.

"Respetamos la privacidad de nuestros clientes y las versiones actualizadas (tienen más de un año) del Siime Eye App en la Google Play Store y la Apple Store son completamente seguras", dijo Anuj Saroch, el director de mercadeo en Internet de Svakom.

Saroch dijo también que Svakom anima a la gente a usar el app telefónico del dispositivo en lugar del app de la laptop y que cambien sus contraseñas.

Uno de los principales problemas es que el Siime Eye está configurado como un punto de acceso Wi-Fi en lugar de un cliente, dijo Munro, lo que deja más expuestos a los usuarios. Los hackers pueden utilizar los nombres de puntos de acceso para geolocalizar los dispositivos. Pen Test Partners también encontró información que se puede utilizar para acceder el servidor de Siime Eye, codificado dentro del app. El Siime Eye fue susceptible a los intentos de hackeo de Pen Test Partners, pero en un blog la firma de seguridad subrayó que no se tienen que ser un hacker muy habilidoso para vulnerar el vibrador; si te puedes acercar a un Siime Eye y descifrar la contraseña, podrás obtener acceso.

Con la creciente prominencia de los dispositivos inteligentes y el Internet de las Cosas, no te sorprendas de los aparatos que terminarán recolectando datos. Por ejemplo, el condón inteligente i.Con Smart Condom registra información como calorías quemadas, temperatura de la piel, entre otras cosas.

Pen Test Partners recomienda a los usuarios cambiar la contraseña del Siime Eye a un código secreto que sea largo y complicado. Y, aunque esto no es una garantía total, Munro recomienda comprar productos del Internet de las Cosas que son fabricados por empresa más grandes -- aquellas empresas que cuentan con los recursos y la motivación de arreglar los problemas (si es que surgen).