CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Ciencia

Este tatuaje podría monitorizar tu salud

Investigadores de Harvard y MIT se unieron para crear tinta que cambia de color y detecta cambios en el cuerpo.

pink-jpg-1400x1400

El tatuaje DermalAbyss reemplaza la tinta tradicional por biosensores que reaccionan a los cambios corporales al cambiar de color.

Viirj Kan, Katia Vega / MIT Media Lab

Los tatuajes disfrutan de más aceptación, pero todavía llevan un estigma. Una nueva tinta de tatuaje que reacciona a cambios de la salud que experimenta un cuerpo podría cambiar la percepción de los tatuajes. 

Unos investigadores de MIT y la Facultad de Medicina de Harvard se han unido para crear DermalAbyss: un proyecto que reemplaza la tinta tradicional para tatuajes con biosensores que responden a los niveles de pH, sodio y azúcar en la sangre al cambiar de color. Este es el segundo intento de MIT en el área de los tatuajes inteligentes, después del concepto DuoSkin que surgió el año pasado. 

"Esta es la primera demostración de un sensor basado en el tatuaje", dijo Ali Yetisen, un investigador de la Facultad de Medicina de Harvard. "Queríamos diseñar un sistema que puede superar los desafíos de la salud con sistemas de la tecnología de vestir".

Una persona que sufre de diabetes, por ejemplo, se enfrenta al desafío de tener que analizar los niveles de azúcar en la sangre con pincharse la piel para sacar una muestra de sangre varias veces al día. Pero, con DermalAbyss, esta persona sólo tendrá que observar su tatuaje: un nivel alto de azúcar en la sangre se indicaría con un cambio de color del azul al marrón. 

Las capacidades del tatuaje no se detienen aquí: un problema de salud más común, la deshidratación, se puede monitorizar a través de una tinta que detecta los niveles de sodio que se torna a un verde intenso (bajo luz ultravioleta) a medida que los niveles de sal aumentan en la sangre. También existe un sensor de pH que brilla bajo la luz ultravioleta, y otro sensor de pH que detecta cambios en los niveles alcalinos al cambiar de púrpura a rosa. 

Estos biosensores han funcionando exitosamente en secciones de piel de cerdo (el animal estaba muerto), pero los investigadores subrayaron que se deben resolver ciertas limitaciones antes de realizar pruebas del concepto en seres vivientes, como extender la gama de colores y la intensidad de los mismos para permitir obtener información de "mayor resolución".

"Existen varios pasos en el desarrollo de este proyecto", dijo Katia Vega, investigadora en MIT. "Los próximos pasos consisten en el uso de más experimentos de muestras de piel de animales muertos, luego en animales vivos y luego en humanos".

Aunque no existen planes de desarrollar DermalAbyss para que se convierta en un producto oficial, los investigadores de Harvard y MIT tienen la esperanza de que el proyecto obtenga el apoyo del público y "encienda la imaginación de los biotecnólogos". 

"Esperamos que esta tecnología abra nuevas avenidas en el desarrollo de sensores en tiempo real y que vayan más allá de los dispositivos de tecnología de vestir", dijo Yetisen.