CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Seguridad

Este robot puede detectar armas de fuego entre la muchedumbre

Tengan cuidado, malhechores. El nuevo robot de seguridad de Knightscope utiliza la misma tecnología de TSA para detectar el tamaño y forma de las armas.

Lexy Savvides/CNET

Cuando los robots de seguridad de Knightscope no están ocupados manejando hacia fuentes de agua, tienen otros tareas interesantes. 

Knightscope, con base en Silicon Valley, crea robots de seguridad que patrullan lugares como centros comerciales para complementar la labor de los equipos de seguridad compuestos por humanos. El objetivo de la empresa, de acuerdo con su presidente ejecutivo William Santana Li, es brindarle a estos equipos "ojos y oídos muy inteligentes para que puedan realizar sus trabajos".

Knightscope ha añadido dos robots más a su actual línea que incluye el K3 y el K5, que llegó a los titulares después de pisarle el pie de un niño en un centro comercial. 

El K1 es un robot estático que puede escanear a las personas para detectar armas de fuego. Utilizando la tecnología de ondas milimétricas, el K1 puede detectar el tamaño y la forma de los objetos. Es similar a las máquinas de escaneo corporales que utiliza la Agencia de Seguridad en el Transporte en Estados Unidos (TSA, por sus siglas en inglés), con la excepción de que la persona no tiene pasar por una cabina. La empresa dice que el robot es ideal para usar en los puntos de entrada y salida en los aeropuertos y hospitales. 

k7-moving-square

El K7 puede recorrer terrenos toscos.

Lexy Savvides/CNET

También está el K7 que pesa 770 libras y que puede recorrer terreno tosco como grava, tierra y arena en sus cuatro ruedas. En lugar de patrullaje en interiores, este robot con forma de un insecto gigante está construido para trabajar en exteriores como aeródromos. Por el momento, la velocidad máxima de este robot es de 3 mph.

Como los otros robots, los nuevos modelos tienen una suite similar de sensores que incluyen cámaras, un sonar y LIDAR. Con Wi-Fi, una conexión celular o una combinación de los dos, los robots procesan los datos antes de enviarlos a la interfaz de Web que se puede acceder por un equipo de seguridad compuesto por humanos. 

"Si tienes unas instalaciones abiertas y son las 3 de la mañana y hay alguien rondando ... puedes notificárselo al guardia, y luego el robot se encargará de realizar la tarea monótona y computacional", dijo Li. "Esto no está destinado a reemplazar a los humanos".

Knightscope provee los robots y la interfaz de monitorización a las empresas a una tarifa de US$7 por hora. Los robots se toman un descanso para recargarse en sus estaciones una vez cada 2.5 horas. Durante este período, los robots son aún completamente operacionales, sólo que no pueden patrullar. 

Una de las tecnologías en las que Knightscope está trabajando para actualizaciones futuras es lo que Li denomina como "detección de eventos de audio", que es lo contrario a la detección de voz, de acuerdo con Li. En lugar de detectar voces individuales, el robot aprenderá a distinguir sonidos del fondo, como pasos o vidrio que se quiebra. Los datos se pueden usar para localizar el sonido para que un guardia de seguridad pueda determinar su procedencia. 

La empresa también está trabajando en un conserje de inteligencia artificial para que puedas hablar con el robot y obtener respuestas mientras realiza sus recorridos.