Este proyecto de Kickstarter quiere convertir a Trump en calabaza

Un grupo de documentalistas busca fondos para fabricar moldes para calabazas con la forma de la cabeza del candidato. ¿Y para qué? sigan leyendo...

Foto de Kickstarter

NUEVA YORK -- No cabe duda de que la ociosidad es la madre de todos los vicios... y de muchos proyectos de Kickstarter.

Para muestra, este último botón: un grupo de cineastas y videógrafos que ha estado documentando la campaña presidencial de Donald Trump ha lanzado una campaña en Kickstarter en busca de fondos para cultivar calabazas que, al madurar, tendrán la forma de la cara del controversial candidato. En octubre, una vez que estén listas sus creaciones, las colocarán a las puertas de "cientos de casas" a lo largo y ancho de EE.UU.

La idea detrás de las llamadas Trumpkins (calabaza, en inglés, es pumpkin) se inspira en la tradición asiática de dar forma especial a frutas y vegetales y darlas como regalo. Y para lograrlo, los entusiastas de las Trumpkins están trabajando con la empresa china Fruit Mould Company, que ya ha colaborado con granjeros en este país para dar vida a divertidas creaciones, incluyendo la famosa Frankenpumpkin.

Los chicos detrás de las Trumpkins han estado documentando en video la campaña de Trump y aseguran que la idea detrás de sus calabazas es entretener y -- ojalá también -- despertar conciencia sobre algunas de las controversiales propuestas de política del magnate neoyorquino.

Esta no es la primera vez que a alguien se le ocurre convertir a Trump en calabaza. Recordemos a esta artista de Ohio, que saltó a la fama tras convertir una calabaza de 374 libras en una réplica gigante del controversial candidato, que incluía -- por supuesto -- una gigantesca peluca rubia de 38 pulgadas.

Al cierre de edición, la campaña de las Trumpkins en Kickstarter había recabado apenas US$1,536 de un total esperado de US$39,850 y los fondos no parecían aumentar con la velocidad que sus creadores esperan. Es probable que, aunque a los estadounidenses les encante romper piñatas o destrozar calabazas, ya tengan a Trump hasta la coronilla.

Habrá que ver si logran -- o no -- su objetivo para el fin de la campaña, que es el próximo 19 de junio.

Close
Drag