CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Este exoplaneta se pone bloqueador solar para protegerse de su estrella

En este gigante exoplaneta genera bloqueador solar en forma de nieve, según observa el telescopio Hubble. El planeta, al estar tan cerca de su estrella, se pone supercaliente en una cara, mientras que en la otra recolecta óxido de titanio.

Esta ilustración retrata al Kepler-13Ab y su candente relación con su estrella.

NASA, ESA, and G. Bacon (STScI)

Puedes añadir al exoplaneta Kepler-13Ab a la lista de planetas que no quieres visitar. Circula muy cerca de su estrella, Kepler-13A, y la cara que le da a su sol alcanza altísimas temperaturas de 5,000 grados Fahrenheit (2,760 grados Celsius), mientras que en su cara oscura nieva 'bloqueador solar'

Los astrónomos de la universidad de Penn State están aprendiendo más sobre la extraña situación del exoplaneta gracias a las observaciones realizadas por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA

El equipo de investigación utilizó a Hubble para observar un suceso inesperado en el exoplaneta: Su atmósfera se enfría en elevaciones más altas, lo opuesto de lo que usualmente ocurre con este tipo de planetas gaseosos gigantes. Eso significa que la cara que da al sol de Kepler-12Ab no tiene óxido de titanio, que se encarga de absorber la luz y ayuda a los planetas a calentarse en altitudes más elevadas. 

El dióxido de titanio es un ingrediente clave en muchos bloqueadores solares que se venden en la Tierra. ¿Entonces qué es lo que pasa en Kepler-13Ab? Los científicos creen que los vientos llevan este gas hacia el lado oscuro del exoplaneta, donde se condensa hasta formar nubes y resulta en una "nevada de bloqueador solar" gracias a la fuerte atracción de la gravedad de la superficie. Este fascinante proceso se conoce como "trampa fría".

El equipo de Penn State publicó sus hallazgos en la edición de octubre de la revista The Astronomical Journal

Kepler-13Ab es un exoplaneta grande. Es seis veces más masivo que Júpiter. "En muchas maneras, los estudios atmosféricos que estamos haciendo ahora en este tipo de planetas gaseosos al estilo 'Júpiter candente' son una plataforma de prueba sobre cómo podremos realizar estudios atmosféricos de planetas parecidos a la Tierra", dice el astrónomo y autor principal del estudio Thomas Beatty, de Penn State