Este BB-8 de oro y diamantes cuesta US$135,000

La empresa de joyas Kay Jewelers ha creado una versión de lujo del adorable 'droid' de Star Wars cubierta de oro e incrustada de más de 860 diamantes.

Los diamantes son los mejores amigos de ... ¿un droid?

Kay Jewelers

Un pajarito me contó que estabas en busca de un droid, pero no quieres ese de color naranja y blanco que anda rondando por ahí. En cambio, quieres un robot nuevo y brillante, incrustado de diamantes.

Pues, estás de suerte: Kay Jewelers ha creado el BB-8 más lujoso del mundo y es el droid que andabas buscando.

El robot de oro tiene una altura de 4 pulgadas (10 centímetros) y pesa más de 1.5 libras (un poco más de medio kilo). Está cubierto de oro de 18 quilates y está incrustado de diamantes de 18 quilates. Tiene más de 860 rocas de diamantes adornando su cuerpo, que lo convierte en un robot irresistible para los jawas, los ladrones de robots del planeta Tatooine de La guerra de las galaxias. La revista Glamour reporta que este droid está valuado en US$135,000.

Le llevó a Kay Jewelers más de 600 horas para diseñar y construir este droid de lujo. Su cuerpo está hueco y los diamantes se incrustaron a mano.

Kay creó este BB-8 de lujo para exhibirlo durante el evento de moda Force 4 Fashion que se llevó a cabo en Nueva York esta semana. El evento de recaudación de fondos reunió a distintos diseñadores de moda, quienes se dieron a la tarea de reimaginar los atuendos de Star Wars. El BB-8 de oro y diamantes se subastará y el monto recolectado se destinará al St. Jude Children's Research Hospital. Aún no se conocen los detalles de la subasta.

Esta no es la primera vez que Kay Jewelers ha manipulado el poder de la Fuerza. La empresa ofrece toda una línea de joyería relacionada con Star Wars, que incluye un brazalete de Darth Vader, aretes del Rebel Alliance y un anillo de la Death Star.

BB-8 ya está disfrutando de los frutos del estrellato que acarrea formar parte de Star Wars: The Force Awakens, que se estrenará oficialmente el 18 de diciembre. La empresa Sphero convirtió al droid en un popular juguete rodante y los fanáticos de la saga están haciendo sus propias versiones del adorable robot como este BB-8 hecho de calabaza.