Este basurero conectado de hecho es una buena idea, en serio

Algunas propuestas del Internet de las Cosas son ridículas, pero esta nueva tecnología de redes podría mantener los parques más limpios, los hidrantes listos para los bomberos y la cerveza en su punto.

Este basurero inteligente te avisa cuando está lleno.

Stephen Shankland/CNET

Ya estuvo bueno con lo del refrigerador conectado a Internet, ¿no?

Ese electrodoméstico se ha vuelto finalmente una realidad, con la llegada de la nevera inteligente de Samsung. Pero también deja mucho qué desear como un ejemplo del llamado Internet de las Cosas, la idea de que las conexiones en red terminarán abarcando todo lo que tenga un cable de corriente, e incluso a muchos objetos que no lo tengan. El problema mayor es convencernos de querer tener uno de esos aparatejos en casa. No por nada el refrigerador conectado a Internet ha sido el chiste favorito de la industria durante años.

Sin embargo, Sigfox, una compañía francesa con sede en Toulouse, está ofreciendo una red de bajo costo y consumo de batería que hace que los conceptos detrás del Internet de las Cosas pudieran resultar más atractivas.

Como por ejemplo, un basurero conectado.

Basta de esa risita burlona; de hecho podría ser útil. No tanto para tu casa, sino en municipalidades que necesiten saber cuáles botes de basura necesitan ser vaciados lo antes posible. Un monitor lleva el registro de qué tan lleno está el basurero y envía una notificación sobre la red de Sigfox. Cuando el basurero está llegando a su capacidad máxima, la municipalidad sabe adónde llevar a los recolectores de basura. Barcelona está instalando unos 200.

El Internet de las Cosas promete mucho más que acabar con los botes rebosantes de basura cerca de los parques infantiles. Existen bastantes retos tecnológicos y de seguridad, eso es seguro, pero cientos de compañías están trabajando para agregar inteligencia computacional a muchos detalles de tu vida cotidiana. El sistema de sonido de tu cada podría hacer una pausa cuando te llama tu madre, tu carro podría decirte si saliste de casa sin tu teléfono y la puerta de tu vivienda se podría abrir ante la llegada de un repartidor o paquete autorizados.

Alguna de esa tecnología usará redes de Wi-Fi. La red de Sigfox tiene una propuesta diferente diseñada para dispositivos que no tienen batería suficiente como para usar Wi-Fi por mucho tiempo. Su red envía sólo pequeños bocados de datos, pero esa cantidad de datos es suficiente para ejecutar muchas tareas. Además de poder transmitir actualizaciones sobre el estado de los basureros, reporta, por ejemplo, coordenadas de latitud y longitud para seguir el rastro de los científicos que están trabajando en la Antártida.

Sigfox está compitiendo con rivales como la Machine Network de Ingenu, la red de dispositivos de MultiTech y ThingPark de Actility. Todos ellos están compitiendo con la tecnología de redes 5G que llegará a tu teléfono y otros dispositivos. Aún estamos en los inicios del Internet de las Cosas, así que cabe esperar muchas dificultades en el proceso de maduración de esta tecnología.

En el Congreso Mundial de Dispositivos Móviles de Barcelona (MWC, por sus siglas en inglés), Sigfox está mostrando una variedad de opciones mediante las cuales podría ser utilizada su tecnología.

Digamos que te estás tomando unas cervezas con tus amigos en un bar. La cervecería Estrella Damm está usando una red de Sigfox para reportar cuando la cerveza se está almacenando a la temperatura errónea, de acuerdo con Thomas Nicholls, vicepresidente ejecutivo de comunicación de Sigfox. La compañía manda un técnico para solucionar un problema que el gerente del bar tal vez ni siquiera había notado.

Otros nuevos ejemplos mostrados en MWV incluyen un panal que reporta cuando está lleno de miel, un medidor de velocidad del air para voladores de papalotes, una válvula para un hidrante que les avisa a los bomberos si el agua tiene suficiente presión y un sistema de seguridad para el hogar que usa la red de Sigfox protegerse ante cualquier interferencia en su red principal.

La red de Sigfox se encuentra actualmente en 14 países, principalmente en Europa, siendo Alemania el último país en sumarse a la lista. La compañía ofrece servicio en las diez ciudades más grandes de EE.UU., debería ampliar su presencia a las 100 más grandes a final de año y debería llegar a cubrir "la mayor parte del país al final de 2017", dijo Nicholls said.

Durante el congreso aquí en Barcelona, Sigfox también anunció un nuevo socio comercial. Otio usará la red para un millón de sus dispositivos de detección de audio, que captan sonidos característicos de detectores de humo y alarmas contra robo y te envían una alerta vía mensaje de texto.

Close
Drag