CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Este app te ofrece una vista a tus aniversarios diarios

[Las tres de la semana] Si quieres saber lo que hiciste en tus redes sociales años atrás, una aplicación te muestra tus aniversarios todos los días. Además, te mostramos un app que te dice cuánto vale tu teléfono o tableta, y un juego muy adictivo.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

Esta semana reunimos tres apps muy diferentes: uno que te dice todos tus aniversarios diarios; otro para cotizar tu teléfono o tableta antes de venderlo; y el tercero, un juego de verdad adictivo. Estas son "Las tres de la semana":

Swappa

Android; Gratis

Es una de las páginas más populares para comprar o vender teléfonos y tabletas. Y desde su app puedes ahora ver una gráfica con el valor de tu dispositivo. Si quieres vender tu teléfono o tableta, el app te da una idea de cuánta plata le puedes sacar. Asimismo, en esa gráfica también podrás ver cómo ha cambiado el precio del dispositivo desde que salió al mercado por primera vez, lo cual puede ser muy útil para cotizarlo.

Time Hop

iOS y Android; Gratis

En Time Hop puedes ver lo que hiciste en tus redes sociales un día como hoy. Esta aplicación se define a sí misma como "tu cápsula del tiempo". ¿Cómo funciona? primero, debes autorizarle a que se meta en tus cuentas de Facebook, Twitter, Instagram, Foursquare, Google, en tus fotos en Dropbox o las de tu computadora. ¿El resultado? Todos los días verás en el app lo que publicaste un día como hoy pero 1, 2, 3, y hasta 4 años atrás. Es como tener un Throwback Thursday, pero diario.

Crazy Bounce

iOS, Android y Amazon; Gratis

Este es uno de esos juegos que parecen sencillos y que uno jura que los domina o que los puede llegar a dominar. Y es esa la razón de porqué se vuelve tan adictivo. En este juego tienes que lograr que la pelotita rebote en la base del heptágono del mismo color, y para que la figura geométrica dé vueltas tienes que pulsar la pantalla con tu dedo. Suena fácil, pero es mejor que lo pruebes tú mismo; ¡ya dirás!