¡Clap, clap! Estas sillas de oficina de Nissan se mueven con una palmada

Estas 'sillas inteligentes' de la automotriz japonesa se mueven y acomodan solas alrededor de una sala de juntas para evitarte la fatiga. ¿Nos querrá decir algo con esto la compañía?

nissansmartchair.gif

Simplemente aplaude y esta silla se 'estaciona' sola debajo de la mesa.

Foto de Nissan

Si vieron la película de Wall-E, entonces seguramente le han echado un vistazo a la tecnología del futuro, en donde las cosas se mueven y organizan sin que los humanos muevan un dedo.

Pues todo indica que Nissan quiere llevar esa realidad un poquito más cerca a nuestro presente. La automotriz dio a conocer un video en su canal global de YouTube en donde muestra unas sillas de oficina inteligentes que se mueven y organizan solas alrededor de una mesa de juntas o bien debajo de un escritorio tras sólo recibir una orden en la forma de una palmada.

En el clip, vemos a unos empleados en una oficina común y corriente parados alrededor de unas sillas que han sido puestas ahí. Pero en lugar de quedarse quietas (como lo harían las sillas comunes y corrientes) las sillas de Nissan se mueven con cuidado a una ubicación que les ha sido asignada alrededor de una mesa de juntas, orientándose a sí mismas y quedándose en la posición que les corresponde.

Las sillas pueden hacer eso gracias a unas cámaras especiales instaladas en las paredes que emiten una señal a través de una red Wi-Fi hacia una computadora que a su vez emite el comando a las sillas.

Todo eso suena fascinante, pero soluciona un "problemita" que existe sólo para aquellos de nosotros que somos lo suficientemente perezosos como para empujar una silla y ponerla en su lugar una vez que nos hemos levantado.

Por supuesto que todo esto no es más que una jugarreta de mercadotecnia de Nissan para promover una tecnología propia para estacionar autos, así que parece que no tiene planes de lanzar sillas de oficina en un futuro cercano. Pero ya que Nissan ha demostrado que eso es posible, no es descabellado pensar que eso pueda ser una realidad algún día.

¿Qué vendrá después? ¿Escritorios que automáticamente limpian todas las chácharas que dejamos encima de ellos?