¿Serán los robots los encargados del restaurant del futuro?

RoboHow ha entrenado robots para que hagan desde panqueques hasta pizza. Y ahora ha entrenado a uno para que funja como 'maitre d'hotel' y se encargue de los chefs.

Romeo rechaza, con mucha educación, la primera opción de Alexander Michelle Starr/CNET

Probablemente hay un montón de beneficios de los restaurantes manejados por robots. Un robot podría, potencialmente, aprender cientos de miles de recetas. Extremidades robóticas pueden ser construidas para soportar las altas temperaturas de la cocina, evitando quemaduras. Un robot no olvidaría un pedido, ni escupiría en la sopa. Y el robot PR2, que es un experto en hacer panqueques, es una alegría para la vista.

Esto último ha sido logrado por un equipo detrás del proyecto RoboHow de la Universidad de Bremen. El equipo ha estado utilizando el sitio Web WikiHow como herramienta de aprendizaje robótico. Resulta que las instrucciones paso a paso de WikiHow son ideales para desmenuzar una actividad en sus distintas tareas y enseñar a los robots a entender órdenes verbales, y no programadas.

Hasta la fecha, han capacitado al robot PR2 Willow Garage para hacer panqueques y pizzas utilizando WikiHow. También han enseñado a un robot llamado Rosie a que haga emparedados y palomitas de maíz. Esto es parte de una misión más amplia para avanzar en el aprendizaje de máquinas, así como para enseñar a los robots a realizar actividades de manipulación a escala humana que pueden ser emitidas por un operador, una interfaz que pueda utilizar cualquiera.

El último paso en esta investigación tiene que ver con el robot humanoide Romeo de la empresa de robótica Aldebaran. Romeo ha sido entrenado para actuar como un camarero, saludando y tomando una orden de comida de un "cliente" humano en una simulación.

En el video a continuación (en inglés), el humano, Alexander, se acerca a Romeo. Romeo le pregunta a Alexander lo que le gustaría comer. Alexander responde con un artículo que no está en el menú. Romeo se disculpa y ofrece una opción de menú (pizza), tras lo cual Alexander modifica su orden. Romeo entonces retransmite la orden revisada a PR2 empuñando una espátula y vemos a Rosie sosteniendo una cuchara detrás de él.

No llegamos a ver a PR2 entendiendo la orden o haciendo la pizza. Esa es la próxima fase del proyecto. Pero lo que vemos aquí es notable. Romeo es capaz de reconocer cuando un ser humano se ha acercado, y darle la bienvenida. También es capaz de entender las instrucciones de Alexander, y reaccionar en consecuencia.

Lo que esto significa para el siguiente paso es que los robots serán capaces de entender órdenes verbales emitidas por otros robots. Una vez que el humano ha proporcionado el primer nivel de instrucciones, los robots serán capaces de colaborar de forma autónoma para completar la actividad. En cuanto a los robots domésticos, esto podría ayudar en gran medida a personas con problemas de movilidad con las tareas diarias.

También tiene implicaciones fuera de la casa. Estos robots de servicio podrían, en el futuro, ser empleados en trabajos de limpieza y mantenimiento, suministros, tareas científicas repetitivas e incluso para cirugías. Y, por supuesto, podrían ser empleados en puestos de servicio cara a cara, tales como museos, tiendas, y, sí, hasta bares y restaurantes.

Mientras eso sucede, échenle un ojo a Romeo en el video a continuación y en el video de más abajo, pueden ver a PR2 haciendo los famosos panqueques.