​¿Espió Yahoo a sus usuarios para el gobierno de EE.UU?

La presidenta ejecutiva, Marissa Mayer, habría cumplido una directiva del gobierno que le permitió escanear cientos de millones de mensajes entrantes, según Reuters.

Marissa Mayer estuvo al frente de la compañía cuando la supuesta directiva de seguridad llegó a Yahoo.

Foto de ChrisFarina, Corbis via Getty Images

Yahoo desarrolló un instrumento de vigilancia el año pasado, después de que la Agencia Nacional de Seguridad o el FBI emitieran una directiva ultra secreta que requería a la compañía escanear los correos electrónicos entrantes de todos los clientes, de acuerdo con Reuters.

Las agencias estaban buscando un "conjunto de caracteres", según el reporte, que cita a ex empleados anónimos de Yahoo. Lo que buscaban podría haber sido una frase, por ejemplo, o un archivo adjunto, dijeron las fuentes a Reuters.

La presidenta ejecutiva de Yahoo, Marissa Mayer, habría elegido obedecer la directiva, una decisión que habría impulsado al entonces director ejecutivo de Seguridad de la Información, Alex Stamos, a abandonar la compañía en junio de 2015.

Stamos, quien ahora es jefe de seguridad de Facebook, habría dicho entonces que abrir una brecha o crear un defecto en la programación podría dar acceso a hackers a millones de correos electrónicos.

Reuters no pudo confirmar si alguna otra empresa tuvo que enfrentarse a la misma directiva secreta que Yahoo.

"Yahoo es una empresa respetuosa de la ley y cumple con las leyes de EE.UU.", dijo un portavoz de Yahoo en un correo electrónico. El FBI y la NSA no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Aunque Stamos se negó a comentar los motivos que marcaron su salida de Yahoo, Facebook dijo que jamás había recibido una directiva como esa.

Desafíos de la industria tecnológica

El cumplimiento de Yahoo de esta directiva está en claro contraste con lo que defienden la mayoría de las empresas de Internet. En enero, Apple se mostró dispuesta a desafiar al FBI al no querer crear una brecha de seguridad en todos los iPhone del mundo para saber que había en el dispositivo de un terrorista y en marzo más de 40 empresas firmaron un documento apoyando a la empresa de Cupertino.

"Nunca hemos recibido una solicitud de este tipo", dijo un portavoz de Apple en un comunicado. "Si recibimos una, nos opondremos a ella en una corte".

En cuanto al caso de Twitter, es aún más peculiar. La red social actualmente tiene una demanda contra el gobierno de EE.UU. por solicitarle información privada.

"Nunca hemos recibido una carta como ésa y, de hacerlo, nos veríamos en un tribunal", dijo un portavoz de la empresa en un comunicado. "Por otra parte, mientras que la ley federal prohíbe a las compañías la posibilidad de compartir información sobre ciertos tipos de solicitudes relacionadas con la seguridad nacional, actualmente estamos demandando al Departamento de Justicia por la capacidad de revelar más información gracias a las peticiones del gobierno".

Microsoft también dijo que nunca había recibido una directiva como la de Yahoo.

Previamente Yahoo perdió una batalla judicial que le obligó a cumplir con un programa de vigilancia secreta llamada Prism. Ese programa fue revelado más tarde por Edward Snowden y consistía en la revisión de correos electrónicos, chats de video, fotos y documentos de los usuarios de la empresa.

La compañía dirigida por Mayer aún se recupera de la violación de datos de la que fue víctima en 2014 y que fue revelada en septiembre, y por la cual 500 millones de usuarios de Yahoo fueron víctima de uno de los mayores ataques del mundo.

Verizon, la empresa que está en medio de la compra de Yahoo por US$4,800 millones, no quiso hacer ningún comentario.

Patrick Toomey, abogada con la Unión Americana de Libertades Civiles, dijo en un correo electrónico que la directiva del gobierno parece "sin precedentes e inconstitucional", al tiempo que ha criticado a Yahoo por no luchar en contra de esa directiva.