Es hora de que EE.UU. tome a ZTE más en serio

Con su continuo lanzamiento de teléfonos en operadores conocidos, la fabricante china se está abriendo paso en el mercado estadounidense.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

ZTE puede no ser la primera empresa de celulares que te viene a la cabeza en cuanto a popularidad en Estados Unidos, pero en unos pocos años es probable que sí sea.

La compañía china ZTE es la cuarta mayor fabricante de celulares del mundo, y continúa ganando terreno, expandiendo la presencia de su marca en EE.UU. Además, con el Mobile World Congress (Congreso Mundial de Dispositivos Móviles) a punto de comenzar en Barcelona, espero ver aún más cosas de ZTE que el año pasado en términos de calidad del dispositivo y especificaciones.



Eso es porque en tan solo unos pocos años, ZTE se ha ido haciendo un espacio más grande en el mercado de EE.UU. Y en lo que respecta a sus productos, los dos factores que han impulsado su crecimiento son su enfoque en los teléfonos de calidad superior y su relación con las proveedoras de telefonía celular.

El alza de los teléfonos Premium

Hace casi dos años, ZTE dijo que iba a invertir US$30 millones para ampliar el reconocimiento de su marca en EE.UU., específicamente a través de la ayuda de nuevos teléfonos de lujo y con Hagen Fendler como el diseñador en jefe global de la empresa.

La incursión en el sector de los teléfonos de alta gama comenzó con el lanzamiento del Grand S, un elegante dispositivo Android de cinco pulgadas. Le siguió el Nubia 5, con una estética austera y varias funcionalidades para la edición de fotos.

Desafortunadamente, ninguno de los dos teléfonos encontró un operador en EE.UU. con quien asociarse (terminaron vendiéndose desbloqueados a través de Amazon), y no estuvieron ni cerca de abatir a la competencia – especialmente considerando el increíble precio del Nexus 5 de Google.

Sin embargo, ambos teléfonos tienen sólida hechura y desempeño, y sin duda establecieron la nueva dirección de la unidad móvil de ZTE. Sin hacer de más, ZTE comprobó que puede hacer teléfonos destacados y respetables, y continuaría haciéndolo con los elegantes Grand S II, Nubia 5S y 5S Mini, que se presentaron durante CES este año.

35833798-ZTE-Grand-S-II-2_610x406.jpg
Equipado con el procesador Snapdragon 800, una cámara de 13 megapixeles y Android 4.3, el Grand S II es el teléfono más representativo de ZTE esta temporada. Crédito: Lynn La/CNET
 

Un poco de amor de las operadoras

A pesar que los teléfonos mencionados no fueron incorporados al establo de ninguna red en EE.UU. (y tampoco ha habido ninguna que anuncie las secuelas del S II o Nubia), eso no significa que los teléfonos de ZTE son ignorados.

Además de la enorme cantidad de teléfonos de gama media disponibles en las operadoras pequeñas como Cricket Wireless, U.S. Cellular y Aio Wireless, los interesados pueden comparar dispositivos ZTE con Sprint (con Sprint Vital, Force, y Flash), T- Mobile y Boost Mobile. 

Es cierto que estos teléfonos son básicos, como el T-Mobile Concord. Pero otros – como el Boost Max – son un poco más lujosos. De hecho, el Max es el primer tabléfono de la operadora prepago, y presenta 4G LTE, una cámara de 8 megapixeles y una pantalla de 5.7 pulgadas. Esto es un cambio notable comparado a tan solo hace unos años, cuando era algo raro y pasaba mucho tiempo entre un lanzamiento y otro de un dispositivo ZTE en una operadora conocida. Aunque aún no hemos escuchado de un teléfono de alta gama de ZTE con AT&T o Verizon, no sería una sorpresa tan grande ver uno en pocos años.

Sprint_Vital_35782636-1385_610x435.jpg
El Vital de ZTE es uno de los teléfonos más lujosos disponibles en Sprint. Crédito: Josh Miller/CNET


Falta recorrer mucho camino En EE.UU. actualmente, ZTE no es un fabricante tan popular como HTC, LG o Motorola, y hay una razón. A pesar de la calidad de los dispositivos, no son particularmente impresionantes y aún estoy por ver uno que me haga saltar de mi silla.

Pero ver qué tan lejos ha llegado en años recientes sí es algo que me emociona. En pocas semanas, la compañía china estará presente en Barcelona y, como en otros años, presentará nuevos teléfonos. Pero en vez de ver una lluvia de teléfonos regulares, espero que ZTE sea inteligente al respecto. Ojalá y presenten solo unos cuantos teléfonos que sean o de alta gama y con una manufactura cuidada, o teléfonos de gama media que muy probablemente lleguen a EE.UU.